UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Un artículo publicado en la PLOS Computational Biology y firmado por los investigadores Matthias S. Keil y Joan López-Moliner, del Departamento de Psicología Básica y del Instituto de Investigación en Cerebro, y Conducta () de la Universidad de Barcelona pone de manifiesto que los dos tipos de neuronas encargadas de detectar objetos que se aproximan y generar un reflejo (eta y tau) tienen un único modelo antecesor neurofisiològicamente plausible. Los expertos han descubierto que este modelo se puede expresar matemáticamente y que los dos tipos de neuronas sólo se distinguen por un único parámetro en el modelo. Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Al contrario de lo que se creía, el tallo encefálico -porción del que conecta los hemisferios cerebrales con la médula- también tiene la capacidad de codificar probabilísticamente la estimulación auditiva, es decir, de reconocer cuándo un sonido es familiar (repetitivo) o no. Así lo pone de manifiesto el artículo «Novelty detection in the human auditory brainstem», publicado en la , que firman los investigadores Carles Escera, Sabine Grimm y Lavinia Slabu, del Grupo de Investigación en Neurociencia Cognitiva y del Instituto de Investigación en Cerebro, y Conducta () de la Universidad de Barcelona.

Tradicionalmente, se había considerado el tallo encefálico como una estructura relacionada con funciones nerviosas poco evolucionadas, en la que las neuronas de los núcleos sensoriales simplemente transmitían la información hasta el cerebro, y las de los núcleos motores las retransmitían a los músculos desde la corteza. De este modo, se veía el tallo encefálico como una estructura poco evolucionada y con pocas o nulas capacidades cognitivas. Antes de conocer los resultados de este estudio, se sabía que la corteza auditiva disponía de capacidades de análisis de la información altamente complejas. Por ejemplo, que sus neuronas son capaces de codificar y reconocer los fonemas de la lengua propia e incluso la voz de la persona que nos habla.

Leer el resto de la noticia