UNIVERSIDAD DE BARCELONA

En el trabajo, publicado en Nature, participan investigadores de la Universidad de Barcelona

, las redes sociales y muchos de los sistemas biológicos son redes reales dinámicas que crecen gracias a que sus elementos se conectan entre ellos. Por ejemplo, cuando una persona decide apuntarse a una red social, como Facebook, está creando un nuevo elemento de la red, también llamado nodo, y debe elegir con qué otros elementos de los que ya participan se conectará. Esta elección determina la estructura de la red, que está íntimamente relacionada con su funcionalidad y comportamiento. Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE BARCELONA

En un artículo publicado en el portal web Nature Communications (http://www.nature.com/ncomms/) se presenta un método para elaborar un plano con las coordenadas de que refleja las diferentes conexiones que conforman la red, lo cual permitiría simplificar el protocolo de transferencia de información actual y mejorar su eficiencia. Dicho trabajo ha contado con la participación del profesor de la Universidad de Barcelona .

El plano hiperbólico obtenido representa los sistemas autónomos -redes individuales que pertenecen principalmente a grandes compañías de telecomunicaciones- que conforman la arquitectura de Internet. Actualmente hay aproximadamente unos 24.000 sistemas interconectados mediante unas 60.000 conexiones, en una estructura autoorganizada bastante compleja. «Este plano se ha obtenido a partir de un modelo de la red en un espacio hiperbólico, de modo que si dos nodos están cerca en este espacio, es mucho más probable que estén conectados en la red real», explica el profesor del Departamento de Física Fundamental de la UB Marián Boguñá. Por otro lado, «al comparar la información de los países a los que estos sistemas autónomos pertenecen con sus coordenadas en el mapa, se puede ver que existen comunidades virtuales muy relacionadas que reflejan su situación geopolítica en el mundo», añade el investigador.

Leer el resto de la noticia