UNIVERSIDAD MIGUEL HERNÁNDEZ DE ELCHE

El vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Salvador Viniegra Bover, y la directora de la Oficina para la Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), Emma Benlloch, han presentado esta mañana en el campus de Elche la Memoria de Investigación del año 2009, en la que se recoge toda la actividad investigadora realizada el año pasado. Los recursos de investigación comprometidos en la UMH en el pasado ejercicio ascendieron a 11.825.671 euros.

Los ingresos en concepto de Competitiva han supuesto un total de 5.986.890 euros, mientras que los de Contratada han ascendido a 4.384.449, superando en más de un millón la cantidad de 2008 (3.329.894 euros). Por su parte, los fondos estructurales se han situado en 1.219.86 euros y el concepto de becas en 1.219.286 euros.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD MIGUEL HERNÁNDEZ DE ELCHE

El proyecto secuenciará los genomas de muchas , algunas implicadas en la producción de , lo que permitirá detectar genes que puedan tener aplicaciones prácticas como vacunas

El investigador de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche Francisco Rodríguez Valera coordinará durante los próximos cinco años el proyecto ‘’, incluido por el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro de la última convocatoria del programa y financiado con 3,8 millones de euros. El objetivo de este trabajo es secuenciar los genomas de muchas bacterias, algunas implicadas en la producción de caries, lo que permitirá detectar genes que puedan tener aplicaciones prácticas, como vacunas.

Otros de los genomas que se secuenciarán son los de bacterias responsables de la fijación de nitrógeno en plantas, del desarrollo de enfermedades humanas y de animales de granja o de la producción de hidrógeno. También, se van a secuenciar metagenomas, es decir, el ADN de muchas bacterias distintas que se encuentran en un determinado hábitat y que van desde la placa dental (también importante para prevenir las enfermedades de la boca) hasta el Mar Mediterráneo y el Amazonas. Esto permitirá detectar genes que puedan tener aplicaciones prácticas, como antibióticos o antitumorales y otras utilidades a nivel industrial.

Leer el resto de la noticia