UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Publicado en ‘’, muestra por primera vez una caracterización tridimensional del fosfato de calcio formado en el estómago y que revela su estructura interna, morfología y funcionalidad real

Existen numerosos estudios relacionados con la absorción de nutrientes en el estómago, ya que comprender qué ocurre en nuestro aparato digestivo es clave, por ejemplo, para poder evitar en un futuro algunas enfermedades que afectan en mayor o menor medida a parte de la población. Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Un equipo de la Universidad de Berkeley y el Centro de Física de Materiales (CSIC-UPV/EHU) consigue crear con precisión atómica nanoestructuras que combinan tiras de de diferentes anchuras

El trabajo se publica en la prestigiosa

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

El investigador del Thomas Frederiksen es uno de los autores del artículo publicado en

Uno de los problemas decisivos en es la formación de contactos eléctricos a escala atómica. Esto exige caracterizar en detalle la corriente que fluye a través de circuitos extremadamente pequeños, tan pequeños que sus componentes llegan a ser átomos individuales o moléculas. Es precisamente en la pequeñez del sistema, típicamente de dimensiones nanométricas (1 metro = mil millones de nanometros), donde radica la dificultad de este problema aún no resuelto. En particular, en uniones formadas por una sola molécula se ha comprobado que el número de átomos individuales que forman el contacto y sus posiciones son cruciales a la hora de determinar la corriente eléctrica que puede pasar. Hasta ahora, no ha habido ningún experimento donde se hayan podido controlar estos parámetros con suficiente precisión.

Gracias a una colaboración entre científicos en San Sebastián y en la Universidad de Kiel (Alemania) se ha podido demostrar que es posible determinar y controlar el número de átomos en el contacto entre una molécula y un electrodo metálico de cobre, tal como se muestra en la figura, mientras se registra simultáneamente la corriente que pasa a través de la unión*. De esta forma, estos científicos han descubierto y explicado los cambios que sufre la corriente eléctrica que atraviesa una unión molecular (metal/molécula/metal) dependiendo del área de los contactos que unen la molécula a los electrodos metálicos. Lo esencial es que, cambiando el número de átomos en contacto con la molécula de uno en uno, se pasa de un régimen de baja (mal contacto) a otro de alta (buen contacto) conducción. En el mal contacto la corriente está limitada por el área del contacto, mientras que para un buen contacto la corriente está limitada por las propiedades intrínsecas de la molécula.

Leer el resto de la noticia