UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El presidente de , , sostiene que el olivo, con un total de 11 millones de hectáreas, es el cultivo frutal de mayor distribución internacional

El presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica, Juan Vilar Hernández, ha asegurado que “con un incremento del precio en origen de de tan solo 30 céntimos, el porcentaje mundial de rentable pasa de ser de un 30 a un 60 por ciento. Tal situación se ha podido experimentar en el mercado tan sólo en los 25 días pasados”

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD INTERNACIONAL DE ANDALUCÍA

La Sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Baeza organiza hasta el próximo viernes, 23 de abril, un sobre manejo y recuperación de suelos, como es el caso del suelo del .

El curso está dirigido por José Aguilar Ruiz, catedrático de Edafología de la Universidad de Granada, y en el mismo se tratarán aspectos del manejo y la recuperación de los suelos degradados, así como la problemática de la recuperación de suelos, tanto en suelos salinos como calizos y yesíferos, como los de la faja pirítica ibérica.

En el aspecto de producción se tratarán las técnicas más modernas de forma que permitan una actuación sostenible. Se abordará el tema del secuestro de carbono por los suelos, así como su implicación en el cambio climático, y se analizará cómo se pueden aprovechar los residuos obteniendo beneficios ambientales y económicos.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE GRANADA

– Los crisópidos son unos insectos característicos del mediterráneo, que llevan a cabo una importante acción beneficiosa, ya que devoran a especies que son habituales en el como la palomilla, la cochinilla y el algodoncillo

Investigadores del grupo Protección Vegetal de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC), de la Universidad de Granada y del de Granada desarrollarán estrategias para favorecer la acción de los crisópidos. Se trata de unos insectos característicos del olivar mediterráneo, que llevan a cabo una importante acción beneficiosa, ya que devoran a especies que son plagas habituales en el olivar como la palomilla, la cochinilla y el algodoncillo. De esta forma, los expertos persiguen mejorar el control natural de especies perjudiciales presentes en este cultivo, lo que permitirá disminuir la dependencia de los productos fitosanitarios e incrementar la calidad del aceite.

Leer el resto de la noticia