UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

El trabajo ha derivado en dos patentes de la USC con el patrocinio de la

Un grupo de investigadores del Departamento de Microbiología de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha logrado aislar diversas bacterias marinas capaces de degradar las señales de comunicación bacteriana más comunes -las Acil-homoserín-lactonas- que podrían ser utilizadas para el tratamiento y prevención de en el campo de la , además de otras aplicaciones biotecnológicas. Se llegaría así a un mecanismo alternativo a los con el que tratar infecciones o en conjunción con estos para hacerlos más efectivos.

El descubrimiento es el resultado de un proyecto de investigación financiado por la entre 2006 y 2009 que forma parte de la tesis de doctorado ‘Interceptación de señales de comunicación bacteriana tipo N-*cilhomoserín lactona (AHL) en bacterias aisladas del medio marino’ del investigador Manuel Romero Bernárdez dirigida por la profesora de la Facultad de Biología Ana Otero Casal.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE BARCELONA

Un equipo internacional ha secuenciado el del piojo del cuerpo humano /(Pediculus humanus humanus),/ un que se alimenta de la de su huésped y que es vector de causantes de como el tifus epidémico, la fiebre recurrente y la fiebre de las trincheras. El trabajo de este equipo se ha publicado en / ()/ y cuenta con la participación de un grupo de la Universidad de Barcelona dirigido por los catedráticos Julio Rozas y Montserrat Aguadé, expertos del Grupo de Investigación Consolidado de Genética Molecular Evolutiva y miembros del Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio) de la Universidad de Barcelona, además de los investigadores Filipe G. Vieira, Sara Guirao-Rico y David Álvarez-Ponce.

El P. humanus humanus es un pequeño insecto sin alas, parásito obligado del ser humano. Este piojo, muy relacionado evolutivamente con el piojo de la cabeza (/P. humanus capitis)/, está especializado en la succión de la sangre, vive entre los pliegues y las costuras de la ropa y desarrolla todo su ciclo vital en el huésped. En estrecha relación de dependencia con el hombre, prolifera en condiciones de pobreza y de falta de higiene, y suele estar presente en episodios de conflictos bélicos, desastres humanitarios, etc. El equipo científico que ha hecho público el genoma secuenciado de este parásito en PNAS está liderado en el ámbito internacional por Barry R. Pittendrigh (Universidad de Illinois) y Ewen F. Kirkness (Instituto J. Craig Venter), y en cuanto a la participación española, ha contado también con equipos del Complejo Hospitalario y de la Universidad de Santiago de Compostela.

Leer el resto de la noticia