CARDENAL HERRERA

Para el escritor y pedagogo, el ser humano debe de tener unos “anclajes afectivos poderosos procedentes de la familia” para lograr una educación basada en valores

, escritor y pedagogo, ha afirmado que la profesión de educar es “complicada y requiere el uso de estrategias acertadas” y, para ello, según el psicólogo, resulta fundamental aceptar nuestras imperfecciones porque “los buenos educadores no son perfectos, son humanos”.

El pedagogo ha realizado estas declaraciones durante el transcurso de la conferencia ‘Educar en familia hoy: valores humanos e inteligencia emocional’ que ha tenido lugar en el Palacio de Colomina, sede de la Escuela de Negocios de la Universidad Cardenal Herrera, dentro de la Jornada ‘La familia numerosa en la sociedad actual’ y que ha congregado a una numerosa audiencia de todas las edades.

Leer el resto de la noticia

El psicólogo y catedrático de la San Pablo de Madrid, Aquilino Polaino, participó ayer por la mañana en el encuentro de psicólogos, educadores y orientadores de colegios e institutos valencianos, Orienta 2010, organizado por el Vicerrectorado Relaciones Institucionales de la Cardenal Herrera. En su análisis sobre el refuerzo de la autoridad en las aulas, Polaino ha explicado el papel que desarrolla la familia en la educación de los jóvenes y ha apuntado que en ésta “también se ha caído la autoridad porque hay mucha delegación en otras instituciones”. El catedrático ha destacado que esta crisis de autoridad, que va unida a la permisibilidad, está favoreciendo el nacimiento de “una cultura del entretenimiento en el que muchas horas de la vida humana se van a la papelera” y ha alertado del problema que “se puede convertir en una vida basura”.

En su sesión en la Universidad Cardenal, el profesor Aquilino Polaino, ha recomendado a los orientadores valencianos “revalidar el estilo de enseñanza en cada clase” para conseguir así la autoridad de prestigio de los alumnos. Y ha apuntado que “un profesor no es un funcionario, porque si trabaja de este modo no se apasionará por cada una de las vidas que tiene en sus aulas”. Asimismo el catedrático en Psicopatología ha señalado que “los profesores tendrán más autoridad si la motivación por la que enseñan es trascendente”, aquella que le ayuda a descubrir los valores potenciales de cada estudiante.

Leer el resto de la noticia