UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Maite Maguregui, de la UPV/EHU, establece una ruta que analiza los procesos de deterioro; su uso en apunta al hombre como causa de muchos de los daños

Para una correcta del degradado, conviene conocer primero la causa del deterioro. Y, sobre todo, por qué. Existen estudios que caracterizan dichos daños al detalle, pero rara vez se centran en su origen y evolución. La química Maite Maguregui ha creado una metodología analítica, con la intención de cubrir dicha necesidad: considera el material de origen del patrimonio histórico y el producto en que se ha convertido con el tiempo (producto de deterioro), para comprender la evolución adecuadamente. Ha presentado su tesis en la UPV/EHU, con el título A new diagnosis protocol to assess the impacts of environmental stressors on historical bricks, mortars and wall paintings (Un nuevo protocolo de diagnóstico para estudiar el impacto de los factores ambientales en ladrillos, morteros y murales históricos).

Maguregui ha caracterizado los deterioros causados por filtración de aguas, gases ácidos atmosféricos y microorganismos, y ha observado que la intervención del ser humano ha tenido mucho que ver en ello. Concretamente, ha aplicado dicha metodología a ladrillos, morteros y murales; entre otros, a los murales de dos viviendas de la antigua Pompeya. Maguregui y sus colegas han publicado un artículo en la revista Analytical Chemistry, basado en el trabajo llevado a cabo allí, precisamente. Se titula Thermodynamic and spectroscopic speciation to explain the blackening process of hematite formed by atmospheric SO2 impact: the case of Marcus Lucretius House (Pompeii).

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

El objetivo es el estudio histórico de la producción de pescado en salazón y salsas de pescado y el en el entorno del Vesubio

Hasta el próximo 19 de septiembre se llevará a cabo la tercera campaña del Pesca y Garum en y Herculano. Explotación de los recursos del mar en ámbito vesubiano, una iniciativa que desarrollan conjuntamente la UCA y la Universidad Ca’ Foscari de Venecia. Se trata de una experiencia de investigación de importante calado internacional, en la cual colaboran de varias universidades e instituciones. De esta forma, el proyecto trasladará a Italia a diversos arqueólogos gaditanos, así como estudiantes y doctorandos, con el objetivo de realizar actuaciones arqueológicas diversas en esta ciudad vesubiana, en la Campania.

Leer el resto de la noticia