UNIVERSIDAD DE GRANADA

Los investigadores, pertenecientes a la Universidad de Granada y al centro tecnológico Azti-Tecnalia, han modificado de manera artificial una láctea, denominada β-lactoglobulina

Su trabajo, publicado en la revista Soft Matter, demuestra que el tratamiento de luz pulsada “es una herramienta muy prometedora” para diseñar productos alimentarios de baja alergenicidad

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE GRANADA

– Estos resultados pueden resultar de gran utilidad a los científicos a la hora del diseño de terapias antitumorales, para inhibir su actuación

– El hallazgo ha sido llevado a cabo por investigadores del (), en colaboración con la UGR

Científicos del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER), en colaboración con la Universidad de Granada, han descubierto que cFLIP, una inhibidora de la apoptosis inducida por ligandos de muerte, no sólo es fundamental en la resistencia que las del presentan al tratamiento con TRAIL (un ligando de muerte con un gran potencial terapéutico contra el cáncer), sino que esta proteína es, además, clave en la supervivencia de dichas células.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

La prestigiosa revista “”, del grupo de Nature, publica un importante trabajo del grupo de plegamiento de proteínas y Citoesqueleto de UC/IFIMAV

En los organismos pluricelulares todas y cada una de las células están sometidas a un estricto control proliferativo cuyo fallo permite la proliferación celular descontrolada generándose tumores y cáncer. Si bien hasta la fecha la ciencia no ha sido capaz de descifrar cómo se comunican las células durante el desarrollo para dejar de dividirse, si se sabe que cada célula posee una estructura tipo “antena” que funciona en estrecha relación con el centrosoma como un GPS celular, denominada cilio primario, que juega un papel importantísimo en la recepción de señales del entorno celular y que está implicado en la relación de cada célula con su entorno. Este cilio, cuya estructura es tremendamente compleja, se desensambla y ensambla en cada ciclo celular, liberando al centrosoma para que dirija la división. Existen ya numerosos estudios que vinculan las alteraciones del cilio primario y del centrosoma a los tumores y cánceres de diversa gravedad.
El 19 de febrero la prestigiosa revista “EMBO Reports” del grupo de Nature recoge la publicación on-line de la primera caracterización de la humana TBCCD1, una relacionada con el cofactor C con la que el grupo de plegamiento de proteínas y Citoesqueleto de la Universidad de Cantabria/IFIMAV viene trabajando desde hace años.

Mónica López Fanarraga y Juan Carlos Zabala, del departamento de Biología Molecular de la Universidad de Cantabria, en colaboración con el grupo portugués del Instituto Gulbenkian de Ciencia y de la Universidad de Lisboa dirigido por Helena Soares han descubierto que TBCCD1 se localiza en el centrosoma y es responsable del posicionamiento en las células del centrosoma y por tanto del cilio primario y de otras organelas celulares como el aparato de Golgi. Así, este estudio es pionero en explicar los mecanismos de anclaje del centrosoma y su conexión con toda la maquinaria celular que controla la trasmisión de señales químicas y la arquitectura de la célula necesarias para controlar correctamente el ciclo celular.

Leer el resto de la noticia