UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

, investigador del Departamento de Química Física de la Universidad del País Vasco (http://grupodeespectroscopia.es/MW/), cosecha un nuevo reconocimiento por su trayectoria científica, esta vez uno de los premios SUSCHEM (Plataforma Tecnológica Española de Química Sostenible), el otorgado a la mejor publicación científica de un investigador joven en cualquier área de la Química en 2011, por el artículo titulado “”.

El artículo fue publicado en la en enero de 2011 y recoge los resultados de una investigación codirigida por Cocinero en la que se consigue aislar y medir por primera vez el llamado efecto anomérico que condiciona toda la química de los azúcares. “La existencia del efecto anómerico era un hecho aceptado por la comunidad científica desde que se identificó en 1955, pero nadie había sido capaz de caracterizarlo. Nosotros lo logramos por medio de una sonda peptídica y utilizando instrumentación láser. El gran peso del efecto anomérico en la química de los carbohidratos sugiere que habrá que reevaluar su influencia en la química biológica”, comenta Emilio J. Cocinero.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

La investigación codirigida por el investigador de la UPV/EHU Emilio J. Cocinero se publica en la

Las moléculas que forman los seres vivos, las biomoléculas, se dividen en cuatro grandes familias: proteínas, lípidos, ácidos nucleicos y los glúcidos o , que son los encargados de suministrar la energía al organismo. Toda la química de los se ve afectada por el efecto anomérico, que juega un papel clave en la estabilización de los mismos. “No había dudas sobre la existencia de este efecto, pero nunca se había podido caracterizar”, explica el investigador de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) Emilio J. Cocinero. Este profesor del Departamento de Química Física, en colaboración con la Universidad de Oxford, ha conseguido, por primera vez aislarlo y medirlo. El resultado de la investigación se publica en la revista Nature, en el artículo titulado ‘’.

El efecto anomérico se identificó en 1955 pero, a pesar de su importancia tanto en química como en biología, su origen físico continúa sin estar claro y un análisis pormenorizado de dicho efecto todavía no había sido posible. En su investigación Cocinero ha conseguido medir, por primera vez, el grado de influencia del efecto anomérico en un azúcar y ha probado que, al contrario de lo que se pensaba hasta ahora, el efecto anomérico exo predomina sobre el endo.

Leer el resto de la noticia