UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Se trata de un cerebral muy agresivo que se caracteriza por su falta de respuesta a los tratamientos convencionales

Investigadores de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la USC han diseñado un sistema de microesferas de plástico biodegradable en las que se puede encapsular la proteína BMP7 y liberarla de una manera controlada mediante implantes intracraneales en pacientes con glioblastoma, un tumor cerebral muy agresivo que se caracteriza por su falta de respuesta a los tratamientos convencionales. Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE NAVARRA

’ publica una investigación del y la Clínica Universidad de Navarra que identifica en las células vasculares una diana para el tratamiento contra el

La científica Cancer Research publica un trabajo de especialistas del (CIMA) y la Clínica Universidad de Navarra que identifica en las células vasculares una nueva diana para el tratamiento contra el cáncer.

Se trata de un hallazgo complejo que el Dr. Ignacio Melero, director del Laboratorio de Inmunología del CIMA y especialista del departamento de de la Clínica, compara con “una llave para abrir las puertas del al sistema inmune”.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Este proyecto se centra en estudiar el cálculo matemático y físico de la dosis necesaria para destruir el , evitando dañar los tejidos sanos

El Profesor de Fisiología Médica y Biofísica de la Universidad de Sevilla Antonio Leal Plaza y su equipo han llevado a cabo una investigación que consiste en ofrecer una técnica radioterápica nueva, aplicando la intensidad modulada al uso de electrones, una metodología aplicable para tumores superficiales que pueden beneficiar a las pacientes con .

Esta técnica investigada, que ya ha sido publicada y que está prevista que se ponga en práctica para el próximo año en el Hospital Virgen Macarena, se centra en estudiar bajo cálculo matemático y físico la dosis necesaria para destruir el tumor con el principal objetivo de dañar lo menos posible el tejido sano.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Uno de los hallazgos llevados a cabo en la investigación es que los pacientes con de colon que se diagnostican antes de los 50 años presentan en un 15% alteraciones genéticas que determinan su

El es el más frecuente con casi 1.400 casos nuevos al año en el País Vasco, siendo su incidencia mayor en hombres que en mujeres. Alrededor de 700 personas mueren cada año por esta enfermedad. La edad es un factor clave que favorece su aparición. La edad media al diagnóstico es de 69 años, sin embargo hasta un 10% de los casos se diagnostican por debajo de los 50 años. En los casos donde la enfermedad debuta en una edad temprana la predisposición genética parece clave en su desarrollo. Estas alteraciones pueden estar presentes en los otros familiares como padres, hermanos e hijos, donde la prevención es un factor clave.

El profesor de Medicina de la UPV/EHU y médico adjunto del Hospital Donostia, , publicará próximamente un trabajo de investigación sobre el diagnóstico molecular del colon en la Clinical , editada por la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (factor de impacto de 7). En la investigación han participado los Servicios de Digestivo, Cirugía General y Anatomía Patológica del Hospital Donostia, en colaboración con el Hospital Clinic de Barcelona y la Universidad de Texas.
Uno de los hallazgos llevados a cabo en este estudio realizado en 149 pacientes con cáncer de colon que se diagnosticaron antes de los 50 años era la presencia de alteraciones genéticas en un 15%, de ellas destacaban un 7% relacionadas con el síndrome de Lynch (MLH1,/MSH2/MSH6) y un 4% con mutaciones en el gen MUTYH.

Leer el resto de la noticia

UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Ingeniería genética, proteínas que emiten luz y para detectar el crecimiento de un podrían ser los ingredientes de un film de ciencia ficción. Sin embargo, el futuro se encuentra un poco más próximo porque estos son los ejes de una línea de investigación alrededor de la que está trabajando el grupo de Molecular de la USC. Los investigadores de este equipo emplean en sus ensayos de laboratorio una técnica de imagen funcional óptica basada en la emisión de luz, para la localización de los tumores y la determinación de su peligrosidad.

Este sistema, que se encuentra en fase experimental, controla la fabricación de proteínas que emiten luz. Así, a través de un entramado de ingeniería genética, los investigadores pueden inocular en las células un sensor que propicia que cuando éstas crecen emitan luz, de modo que es posible visualizarlas. “Una mayor intensidad de luz indica una mayor agresividad del tumor” lo que denotaría un rápido crecimiento y la posibilidad de extenderse a otras zonas, explica el coordinador del proyecto, José Antonio Costoya Puente. El resultado final es una imagen funcional, es decir, la posibilidad de conocer si existe un tumor y si es poco o muy agresivo.

Leer el resto de la noticia