UNIVERSIDAD DE BARCELONA

El Ártico es una de las regiones del planeta más sensibles a los efectos del global. Estudiar el fenómeno de las de aguas densas (en inglés, /cascading/) en el Ártico y su relación con el cambio climático es el objetivo de la campaña a bordo del , al oeste de las islas Svalbard en el círculo polar ártico, que ha contado con un equipo de expertos del Grupo de Investigación Consolidado en de la UB. La campaña forma parte del (/Hotspot Ecosystem Research and Man’s Impact on European Seas/) del 7 º Programa marco europeo, dirigido a estudiar los ecosistemas marinos profundos y el impacto de la actividad humana en los fondos oceánicos.

Las , formadas por el enfriamiento de aguas superficiales, comportan la inyección masiva y rápida de materia y energía en el océano profundo. El proceso, de carácter recurrente, aporta oxígeno y nutrientes a las grandes profundidades oceánicas. Pero si las aguas de superficie no se enfrían lo suficiente –por el calentamiento global o por otros factores– el proceso spuede bloquearse y afectar el frágil equilibrio del océano profundo. «A miles de metros de profundidad, el fenómeno de las cascadas submarinas es una expresión más del largo brazo del cambio climático», explica el catedrático Miquel Canals, investigador principal del equipo de Geociencias Marinas de la UB y primer autor del artículo que describía este fenómeno para el noroccidental (/Nature/, 2006).

Leer el resto de la noticia