UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID

Esta mañana se ha inaugurado la Conferencia Mundial Science in Society 2010, que se celebra por primera vez en España y reúne en la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) a casi dos centenares de expertos de más de treinta países que debaten el papel de la ciencia en los desafíos económicos, sociales, educativos y culturales del siglo XXI.

Este evento internacional que se celebra desde hoy y hasta el próximo sábado en el campus de Leganés de la Universidad, ha contado con la presencia en el acto de inauguración del Rector de la UC3M, Daniel Peña, además de los organizadores, Tony Homer, del grupo de publicaciones científicas estadounidenses Common Ground Publishing; Karim Gherab, profesor de la Universidad de Illinois (EEUU); y Carlos Elías, catedrático de Periodismo Científico de la UC3M. Este último, en su discurso inaugural, ha comentado que “el puente que se puede construir entre ciencia y sociedad puede unir estas dos culturas, cuya separación – como comentaba el físico y novelista inglés C. P. Snow hace 50 años – es uno de los grandes inconvenientes para resolver muchos problemas del mundo”. Por ello, pronostican los expertos, ciencia y sociedad se va a convertir en un área de investigación emergente en el siglo XXI.

Los organizadores destacan el éxito de la convocatoria en un país con no mucha tradición en este ámbito, con la asistencia de 188 participantes que provienen de 33 países diferentes. Este congreso mundial, cuya última edición se celebró en la Universidad de Cambridge (Inglaterra), supone una oportunidad para que pueda discutirse en España, en el marco de la Semana de la Ciencia, cómo se abordan en otros países problemas urgentes de la economía global como la escasez de vocaciones científicas en Occidente, las políticas científicas comparadas, la comunicación pública de la ciencia o las innovaciones docentes en la didáctica de las ciencias.

De los 188 participantes, 11 son españoles. El hecho de que se celebre en Madrid ha favorecido esta participación española casi inexistente en la anterior edición. Destaca también la asistencia de países emergentes en esta área, como Canadá, la presencia de Oceanía (Australia, Nueva Zelanda) y de Asia, con representación de China, Corea del Sur, India, Pakistán o Singapur. Otro hecho reseñable es la presencia de investigadores de países árabes -como Kuwait o Emiratos Árabes Unidos – o africanos, como Sudáfrica, Ghana o Zimbabwe. Esto indica que la investigación de los aspectos sociales de la ciencia es una disciplina global que ya ha trascendido el ámbito académico anglosajón donde se inició.

Un aspecto significativo de este encuentro, según los organizadores, es la interdisciplinariedad del evento, con asistentes que provienen desde distintos campos del saber, que van desde la química biodegradable (Elena Polush, Universidad del Estado de Iowa, EEUU) hasta la evaluación de políticas públicas (Fatos Tarifa, Universidad de Tirana, Albania), pasando por la relación entre la inteligencia emocional y el comportamiento (Petro van der Merwe, Universidad de Sudáfrica), la representación de la autoridad médica (Maija Leff, Universidad de Stanford, EEUU), la relación entre ciencia y educación (Abdullah Al Rubaish, Universidad de Dammam, Arabia Saudí) o el estudio de las energías alternativas y la biodiversidad (Temis Taylor, Universidad del Estado de Utah, EEUU).

Entre los ponentes plenarios figuran expertos internacionales como Matthew Stanley, profesor de Historia de la Ciencia de la Universidad de Nueva York o Jimena Canales, profesora de la Universidad de Harvard, cuyo último libro -A Tenth of a Second: A History. Chicago University Press, 2010- está siendo un éxito de crítica en las revistas académicas de Estados Unidos. El profesor Carlos Elías destaca que el hecho de que España sea el país anfitrión ha permitido tener la oportunidad de incluir a los expertos españoles más destacados en el área como Javier Echeverría, catedrático de Filosofía de la Ciencia y profesor de Investigación de Ikerbasque/CSIC; Javier Ordóñez, catedrático de Historia de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Madrid; Fernando Broncano, catedrático de Filosofía de la Ciencia de la UC3M; Javier Moscoso, coordinador de centros de Humanidades y Ciencias Sociales del CSIC o Jesús Zamora, catedrático de Filosofía de la Ciencia de la UNED. “Se ha querido organizar dentro de la Semana de la Ciencia, no sólo porque nos parecía una iniciativa muy interesante en ese ámbito, sino también para que los congresistas extranjeros puedan vivir las actividades que España organiza para introducir la ciencia en la sociedad”, añade Elías.

Karim Gherab, profesor de la Universidad de Illinois y co-responsable de la organización desde EEUU, destaca que el congreso no se ha diseñado como los tradicionales encuentros donde uno habla y el resto escucha, sino que los participantes en cada sesión paralela tienen herramientas (talking circles, garden sessions, colloquia) para intercambiar ideas. A lo largo del congreso van escribiendo entre todos los problemas que detectan en su rama disciplinar o temática y proponen posibles soluciones o vías para continuar el debate en las conferencias futuras. “Es un congreso que pretende, desde el ámbito interdisciplinar, internacional y multicultural aportar soluciones a problemas emergentes como el creciente y preocupante desinterés de los jóvenes por la ciencia, la relación directa entre ciencia y prosperidad económica o el papel de los medios de comunicación en el auge del esoterismo y la vuelta a la magia”, indica Gherab.