UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE COMILLAS

El Presidente de La Chambre, Gilles Serra, manifestó que el galardón reconoce también la constancia de Comillas en la búsqueda de la excelencia, su contribución al desarrollo de España y su estupenda relación con las universidades francesas

“Hablar de Comillas es hablar de -señaló Serra-, un ejemplo de la contribución de esta institución al fomento del espíritu de empresa en la sociedad. Pioneros en dobles titulaciones, han sido imitados por instituciones académicas públicas y privadas, alcanzando reconocimiento y prestigio en el ámbito empresarial, no sólo español, sino también internacional”

El , , SJ, recibió el Premio al Espíritu de Empresa de la Cámara Franco-Española de Comercio e Industria (La Chambre), en su categoría institucional, otorgado a la Universidad Pontificia Comillas por su fomento del espíritu empresarial y su labor de formación de profesionales y directivos que aportan conocimiento y empuje al desarrollo económico. El Presidente de la entidad, Gilles Serra, entregó el galardón al profesor Busto en el transcurso de una cena en el Casino de Madrid.

El propio Serra añadió, en su discurso, que el premio pretendía reconocer también la constancia de Comillas en la búsqueda de la excelencia, su contribución al desarrollo de España y su estupenda relación con las universidades francesas. Comillas es la primera universidad distinguida con este premio de La Chambre, que ha alcanzado su cuarta edición.

El Presidente de la Chambre inició su intervención presentando la universidad ante los asistentes al acto, personalidades de organismos públicos españoles y franceses, representantes institucionales y numerosos directivos de empresas españolas y francesas presentes en España. Comillas tiene la convicción de que la comunicación entre universidad y sociedad ha de ser constante e intensa, señaló Serra. “Comillas es símbolo de calidad y cualidad educativa y calidez humana -agregó-, pues quiere contribuir, desde el humanismo cristiano, la innovación científica y el sentido crítico, a que nuestra sociedad sea cada vez más desarrollada, más justa y más fraterna”.

Al subrayar la vinculación de la universidad con el mundo empresarial, citó como prueba que entidades empresariales, destacados representantes del mundo económico y asociaciones de antiguos alumnos “hayan sido consultados para diseñar los planes de estudio de los nuevos grados implantados por la aplicación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)”.

“No olvidemos -añadió Serra- que hablar de Comillas es hablar de ICADE, un ejemplo de la contribución de esta institución al fomento del espíritu de empresa en la sociedad. Pioneros en dobles titulaciones, han sido imitados por instituciones académicas públicas y privadas, alcanzando reconocimiento y prestigio en el ámbito empresarial, no sólo español, sino también internacional”. Comillas siempre se ha anticipado a su tiempo, prosiguió, al citar el ejemplo de que, en 1984, lanzó el título de Graduado Superior en Ciencias Empresariales Europea (E-4), fruto de sus relaciones con prestigiosos centros académicos de otros países, entre los que figura Francia; un hito que se anticipó a los objetivos del EEES.

Serra destacó algunos ejemplos de las relaciones de Comillas con Francia: el intercambio de unos 130 estudiantes al año, convenios de colaboración educativa con 44 universidades francesas, una docena de programas de doble titulación en ingeniería, Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales, alrededor de 40 alumnos franceses en cursos de verano y un máster y un doctorado Erasmus Mundus compartido con una universidad de París.

Tras recoger el premio, el Rector dio las gracias, expresó su alegría y señaló que lo entregaría a todos cuantos trabajan en la universidad, y también a los alumnos, porque sin ellos sería imposible el compromiso con el mundo empresarial y la sociedad. Resaltó Busto que el profundo compromiso social es una característica permanente desde que Comillas nació a orillas del Cantábrico y el ICAI surgía en Madrid, y que es una universidad católica que propone a sus alumnos el sentido de la trascendencia, como un elemento sustancial al hombre.