UNIVERSIDAD DE CANTABRIA

El lleno será total ya que las invitaciones se han agotado

El pianista Ran Blake comienza su gira europea mañana en la Universidad de Cantabria. Acompañado por David Fabris a la guitarra, esta leyenda viva del ofrecerá un a las 20 horas en el salón de actos de la Escuela de Náutica de la UC, junto al Palacio de Festivales. El lleno será total ya que las invitaciones para este evento organizado por el Aula de Música de la UC se han agotado.

La música de Blake, repleta de influencias (Schuller, Ellington, Monk, Abbey Lincoln, Bernard Herrmann, Messiaen, Stravinsky, Bartok, Debussy, Prokofiev,…), logra el milagro de resultar sencilla al neófito y poliédrica al aficionado experimentado. Sus referencias hacen rebuscar al oyente en su memoria musical y cinéfila sin descanso. El discurso de este músico colosal mezcla con naturalidad y coherencia todo tipo de melodías y ritmos aparentemente lejanos entre sí -folclore, bandas sonoras, rag, blues, góspel, pop, contemporánea o standards-, muchas veces casi irreconocibles, comparten espacio con sus propias composiciones. Blake tiene capacidad para reinterpretar cualquier material con tanta libertad como respeto, logrando ser al tiempo tradicional y vanguardista.

En su música, llena de ideas y silencios, no hay patrones establecidos y las melodías apenas suelen sugerirse con unas pocas notas. Los críticos le describen como elegante, conciso, evocador, lírico, inquietante, original.

Ran Blake (1935) lleva casi medio siglo siendo uno de los músicos y educadores más innovadores y personales de la escena jazzística y cuenta en su haber grabaciones memorables, incluyendo colaboraciones con músicos de la talla de Franz Koglmann, Anthony Braxton, Steve Lacy, Jeanne Lee, Jaki Byard, Guillermo Gregorio, Clifford Jordan o Enrico Rava.

Tras su actuación en Cantabria, los próximos destinos de Blake serán Sigüenza, Vilna, Roma y Lisboa, donde ofrecerá su repertorio habitual así como varias composiciones relacionadas con Abbey Lincoln y George Russell preparadas para esta ocasión.

Su carrera queda ligada desde el principio a la de su mentor y amigo, Gunther Schuller, a quien se une en su labor educativa en el Conservatorio de Nueva Inglaterra junto a otro músico singular, George Russell. Su faceta como educador llega hasta nuestros días y puede disfrutarse en muchas de las voces que llenan el panorama jazzístico de la actualidad. Por su lado han estado músicos como Tom Varner, Matthew Shipp, Matana Roberts, Yitzhak Yedid, Claire Ritter o Christine Correa, entre otros muchos. Su enorme trabajo ha sido reconocido en elogiosas críticas y a través de premios y becas como el famoso Genius Award de la Fundación MacArthur en 1988, un par de becas Guggenheim, una beca de la Fundación de Artistas de Massachusetts o una beca NEA (National Endowment for the Arts).