Se han salvado soportes intermedios previos al 9.800, pero el día estuvo plagado de dificultades para operar intradía, no para nuestros planes y objetivos que justamente son de ir a 9.800. Lo que no está claro es si podremos ir a 10.500 antes de acometer esos objetivos.

Sigue vigente una figura de posible triángulo expandido que da idea de corrección, pero dañada por las filtraciones. Asimismo, se ha dañado la estructura de los americanos con la caída de hoy, en tanto esperábamos un nuevo ataque a máximos que ahora está en entredicho.

El G-20, con todos maldiciendo a EEUU con su política devaluatoria encubierta, tal vez tenga algo que ver. Por lo técnico va razonablemente bien según nuestros planes, pero debilitándose más la estructura y debiéndose tener cuidado con el aumento de la volatilidad.

El se encontraba en 11.256.

Hasta mañana.