El cierre no ha sido complicado, estamos en una estructura simplemente correctiva (una 4ta) que nos ha llevado solo un poco más arriba de lo previsto. En teoría, ideal para entrar cortos.

Este no es un recorte de una onda sino un rebote “dentro de una onda” de la serie iniciada en 11.000. De esa serie aún no hemos concluído la onda 3. Cuando sí termine, tendremos un rebote más importante que el que ahora transitamos.

Los americanos cerraron el viernes perdiendo la zona de los máximos anteriores que hace a que meditemos profundamente sobre el hecho de que esa superación de pretensas resistencias, haya sido una filtración dentro de un proceso de giro de medio y largo plazo, y, por lo tanto, insignificante como filtración. Por supuesto existe la posibilidad de volver sobre máximos para dejar una gran divergencia bajista en los índicies americanos pero la vela semanal del como la del SP500 son sospechosamente bajistas, razón por la cual los pull backs sobre esas zonas de antiguos máximos de abril merecen una atención especial.

En ello estamos y esperamos el cierre americano para completar el análisis. El Dow Jones se encontraba en los 11.245 al cerrar el Ibex en subasta.

Suscríbase a nuestro informe diario de recomenciones y análisis (fernandodamian72@gmail.com).

Hasta mañana.