Si bien el precio está canalizado ya en el corto como en el muy corto plazo, hemos llegado a sobrepasar un poco los límites del intradía.

Debería faltar una onda a la baja, pero consideraremos que rebotaremos hasta zona de 10.500 si mañana superamos la zona de 10.240 aprox.

Queda todo en manos de los americanos para poder analizar si podremos ir a zona de 9.800 en el Ibex antes de rebotar, que es lo que está en juego en los próximos movimientos.

El vencimiento de futuros del viernes, entiendo que debería traer el rebote pero todavía estamos lejos y ese rebote puede quedar para el mismo viernes o formarse luego de una caída más y en últimas horas de mañana. Todo con pinzas porque esta última parte de caídas en el Ibex ha demostrado que la tendencia bajista a corto se está frenando y pronto va a dar paso a un rebote de entidad.

Hasta mañana.