Como decíamos en la apertura, sin el rebote que esperábamos… podía haber pánico. Nadie sabe muy bien porqué, pero se han sumado una serie de varias pequeñas noticias políticas y financieras que armaron un gran cóctel explosivo. Usted ya las conoce: “Corea”, “Irlanda”, “una colocación de letras del tesoro cara”, etc.

Pero desde el punto de vista técnico, recordarán que estábamos esperando caer por debajo de 9.800, pues aquí lo tienen. Lo cierto es que como pueden apreciar en este gráfico que he colgado haciendo clic aquí que tenemos una serie de 5 ondas. Lo que no sabemos, es si esa serie ya está completa con los mínimos de hoy. Me gustaría creer que si, pero la vela diaria ha abierto dejando un hueco que ni se intentó cerrar en ningún momento y ha cerrado en mínimos; es muy fea.

Hubo pánico. Tal vez demasiado a esta altura de los acontecimientos teniendo en cuante lo que tenemos por delante y por lo tanto, estimo que el rebote está a la vuelta de la esquina. Ya veremos si de forma inmediata o cayendo algo más.

Con la ausencia de rebote respecto de la caída del viernes, el rebote será más violento cuando ocurra y con el nivel de pánico alcanzado, repito, no debe faltar mucho. Por su parte, el hueco dejado hoy, descuento que se cerrará en menos de dos diías.

Si rebotamos vamos a estar recortando toda la caída desde los 11.000 y pordríamos volver incluso a 10.400, pero por ahora, toca no adelantarse tanto.

El se encontraba en 10.996 al cerrar el Ibex en subasta.

¿Le gusta que cada tanto publiquemos un gráfico que haga más fácil la explicación? Hágamelo saber.

Hasta mañana