UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Su director ejecutivo, Yago de la Cierva, destacó en la Universidad de Navarra el papel de los 20.000 voluntarios de todo el mundo que colaboran en los actos

“La Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011 mantendrá la estructura de las anteriores, pero estará profundamente enraizada en la y la religiosidad españolas”. Así lo expresó hoy en la Universidad de Navarra Yago de la Cierva, su director ejecutivo y portavoz mundial, quien participa en la mesa redonda ‘. Una aproximación a su figura’ junto al profesor de la Facultad de Teología Pablo Blanco.

Como ejemplo de esos dos aspectos, destacó que la JMJ “será muy nocturna, con muchas actividades por la noche. Además, estará muy presente el carácter misionero de la Iglesia española; no en vano, a él se debe que la mitad del mundo católico hable castellano. También ha dejado huella en el sudeste asiático, Australia, África…”.

Asimismo, adelantó que otro de los acontecimientos clave será el Vía Crucis: “La fiesta religiosa por antonomasia en nuestro país es la Semana Santa. Por eso se utilizarán pasos de todas las provincias: Andalucía, Castilla y León, Valencia, Murcia… Se trata de recurrir al arte cristiano para presentar el Evangelio, con la peculiaridad de la tradición española”.

Se esperan más de un millón y medio de asistentes

El director ejecutivo de la JMJ Madrid 2011 recalcó la importancia de los 20.000 voluntarios de países como Francia, Polonia, Honduras, Costa Rica, Taiwán o Australia, que colaboran con la organización de los actos, a los que se calcula que asistan más de un millón y medio de personas. “La participación está abierta a todos. Se suelen inscribir sólo un pequeño porcentaje de los que luego acuden. Quedan 9 meses y ya lo han hecho más de 200.000, así que vamos muy por delante de las anteriores jornadas”, indicó.

Por otro lado, Yago de la Cierva manifestó que la reciente visita del Papa a Santiago de Compostela y Barcelona ha constituido “una buena preparación para la JMJ de agosto, cuyo objetivo es lograr un encuentro personal con Cristo. Además, ha demostrado la especial predilección que siente Benedicto XVI por España. Hay que darse cuenta de cuántos países le han solicitado que vaya; nosotros ya le hemos tenido dos veces y acudirá una tercera el próximo año”.