UNIVERSIDAD DE JAÉN

La de la UJA alberga una edición de Pantaleón y las visitadoras con la cubierta censurada, así como el cuadro original que sirvió para ilustrarla

La Fundación Cesáreo Rodríguez-Aguilera de la Universidad de Jaén alberga en sus fundos, donados por el jurista y crítico de arte quesadeño, una edición del libro Pantaleón y las visitadoras, del , con la portada prohibida por la censura (1ª ed., Seix Barral, Barcelona, 1973).

La portada está ilustrada por la obra Mono-desnudo, de Carlos Mensa, un óleo de 90 por 80 centímetros en el que, sobre fondo granate, aparece una sola figura, una mujer sensual en cuyo cuerpo alberga el rostro grotesco de un simio. Este cuadro también puede verse en el espacio de la Fundación Rodríguez-Aguilera de la UJA, ubicado en la primera planta de la Biblioteca Universitaria.

José Ángel Marín, director del Secretariado de Fundaciones Culturales de la UJA, explica cómo Vargas Llosa pidió consejo al jurista quesadeño para ilustrar su obra. “El editor Carlos Barral había comentado a Mario que la mejor ilustración para la portada de un relato tan singular se la proporcionaría Cesáreo. Sin duda confiaba en el criterio plástico de Rodríguez-Aguilera e incluso en que alguna de las piezas de su colección de arte contemporáneo sirviera a tal fin. Y así fue que cenando en su casa, Vargas Llosa mostró a Cesáreo el texto manuscrito de su obra y acordaron que la ilustración idónea era este óleo de Carlos Mensa”, explica José Ángel Marín.

El director del Secretariado de Fundaciones Culturales de la Universidad de Jaén comenta que “la decisión fue acertada puesto que la pintura de Mensa hizo que el censor picara en la portada y no entrara al meollo de la novela; la censura actuó por la portada y la edición fue retirada, pero se salvó el contenido de la obra escrita”.

La edición de Pantaleón y las visitadoras de la Fundación Rodríguez-Aguilera de la UJA está dedicada por el propio autor peruano “para Mercedes y Cesáreo, este libro al que ellos colaboraron con tanto cariño y que la censura saboteó. Con un fuerte abrazo. Mario Vargas Llosa”.