UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

La antología, coordinada por Francisco Bautista y editada con motivo del que Brines recibirá mañana, ofrece un itinerario de lectura e incluye tres poemas inéditos

La Universidad de Salamanca y han presentado esta mañana en el Palacio Real de Madrid la nueva antología poética de , titulada “Para quemar la noche”, de cuya edición crítica se ha encargado Francisco Bautista, secretario del Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana de la institución académica. A la presentación de esta obra han asistido además del antólogo y el poeta, el gerente de Patrimonio Nacional, José Antonio Bordillo, y la vicerrectora de Relaciones Internacionales e Institucionales de la Universidad, Noemí Domínguez.

El , publicado por , ha sido editado coincidiendo con el XIX Premio Reina Sofía que Brines recibirá mañana, y constituye una muestra representativa de su obra cercana a la metafísica.

El hombre es un ser para la muerte, decía el filósofo Martin Heidegger, el único ser que tiene conciencia de su propio ocaso vital. Esta curiosa forma de ser abre en la poesía de Francisco Brines (Oliva, Valencia, 1932) una interrogación sobre el desvanecimiento de la vida que funciona como la constante de su obra poética.
Por eso, porque sus versos se fundamentan en esa sensación de pérdida, la noche cobra fuerza como símbolo de la existencia humana en la poesía crepuscular y elegíaca de Brines, considerado ya como un clásico contemporáneo y un poeta imprescindible. Según el antólogo Francisco Bautista Pérez, “su poesía traza una honda interrogación sobre el sentimiento del tiempo, sobre la destrucción o la fugacidad de la experiencia, pero no deja de levantar también una intensa celebración de ese mismo placer que está siempre a punto de desvanecerse”.

Estas ideas esenciales en la obra de Francisco Brines se mantienen en su nueva antología poética. De ahí que “Para quemar la noche” sea una muestra representativa, un reflejo de su trayectoria, una selección extensa y cuidadosa de todos sus libros con la que se pretende ofrecer “una imagen cabal y amplia de la obra de Brines”, así como “un itinerario de lectura”. Para ello Bautista Pérez ha dispuesto en orden de publicación los poemas del valenciano de modo que “el lector puede seguir la evolución de la obra, y reconocer a un tiempo las variaciones y la progresión de la misma, junto con el fuerte designio de unidad que sostiene el conjunto y que da la medida de la coherencia de esta obra”.

Además, la antología respeta una selección que se ha venido asentando con el tiempo, pero también, subraya Bautista, “trata de complementarla mediante una amplia representación de su variedad para dar cuenta de todos sus matices”.

Una antología y tres poemas inéditos

“Para quemar la noche” se inicia con la introducción del profesor Francisco Bautista. En ella el antólogo proporciona algunas claves de lectura y ofrece una presentación general acerca de Francisco Brines y su trayectoria. Poeta del claroscuro, como lo han calificado algunos, Brines pertenece a la denominada Generación del 50, en la que se integran autores como Jaime Gil de Biedma, Claudio Rodríguez o José Ángel Valente (estos dos últimos también en posesión del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en 1993 y 1998 respectivamente).

Pero la antología no se limita a la presentación de Brines y a la recopilación crítica de sus poemas ya publicados en libros como “Las brasas”, “Palabras a la oscuridad” o “El otoño de las rosas”, sino que también incluye manuscritos del poeta y tres poemas inéditos que no disienten del conjunto. Estos son: “Mi resumen”, una suerte de epitafio contenido en el verso “Como si nada hubiera sucedido” que cierra otro poema anterior titulado “Los sinónimos”; “El vaso quebrado”, o el alma que a veces se quiebra como un vaso; y por último “Mis tres fauces”, poema que cierra la antología como sigue: “del animal que soy, de Dios (que me abandona) y estos restos de espíritu y de carne que se muerden”.

Esta obra, que ofrece una visión global de la poesía de Francisco Brines, autor que, según el antólogo “ocupa un lugar insólito y original entre la poesía realista y la metafísica, es decir, entre dos de las tendencias básicas de la poesía moderna”, ha sido editado con motivo del XIX Premio Reina Sofía, convocado por Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca. El académico de la lengua española recibirá mañana de manos de S.M. La Reina este galardón que premia el conjunto de su obra poética, por su valor literario y por constituir una aportación relevante al patrimonio cultural común a Iberoamérica y España.

Nota biográfica del antólogo Francisco Bautista

Francisco Bautista es profesor-investigador del Programa Ramón y Cajal en la Universidad de Salamanca desde diciembre de 2008. Se doctoró en Filología Hispánica en esta misma Universidad en septiembre de 2002, obteniendo Premio Extraordinario de Doctorado, y ha sido Research Scholar en la Universidad de Pennsylvania (2003-2004) y Affiliated Lecturer en la Universidad de Cambridge (2005-2006). Su campo de trabajo principal es la literatura medieval, a la que ha dedicado ediciones de textos, estudios textuales y estudios literarios que se centran en el terreno de los cantares de gesta y de la literatura de ficción en prosa.