UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Con la implantación de la imprenta, el interés por estos géneros en Inglaterra se reactiva, lo que provoca su evolución hacia gustos más comerciales

La profesora de Filología Inglesa de la Universidad de Sevilla Mercedes Salvador Bello dirige, con la colaboración de profesores de la Universidad de Alicante, una investigación que estudia la evolución del romance y las adivinanzas antes y después de la aparición de la imprenta en Inglaterra. El desarrollo tecnológico provocó cambios muy significativos en lo que se refiere a la evolución de estos dos géneros que consiguieron adaptarse a las nuevas circunstancias con bastante éxito.

Según la profesora, tanto las adivinanzas como los romances, con una función eminentemente lúdica, formaban parte de la literatura que consumía la élite cultural y social durante la Edad Media. Sin embargo, con el desarrollo de la imprenta perdieron en gran medida el estatus de género culto que disfrutaron con anterioridad para sufrir una profunda transformación a partir del siglo XV, lo cual los preparó para llegar a un público más amplio y menos cultivado.

La investigación, que aparecerá en breve en una monografía de Brepols y en la Modern Philology, ha analizado los cambios registrados por ambos géneros empezando por el estudio de las versiones que se han conservado en manuscrito hasta llegar a la adaptación al nuevo formato, el libro impreso.

Con todo ello, la profesora y su equipo, formado por Leticia Álvarez, María José Gómez, Jordi Sánchez y María José Sánchez de Nieva, abordan en este proyecto las variaciones que se van produciendo en el público receptor que consume esta literatura antes y después de la introducción de la imprenta, analizando las circunstancias socio-económicas y políticas que acompañaron la producción y difusión de estos textos.

Los resultados de esta investigación pueden arrojar datos significativos desde el punto de vista educativo. Hay que tener en cuenta que buena parte del corpus de las adivinanzas y los romances están en lengua vernácula, por lo que el estudio de estos textos prevé un conocimiento de la lengua inglesa en sus distintas variantes diacrónicas.

Además de realizar tareas de documentación e investigación en las Universidades de Sevilla y Alicante, Mercedes Salvador Bello y los profesores que participan en esta investigación han visitado Cambridge y Londres, puntos estratégicos para el estudio de la evolución de estos géneros antes y después del siglo XV.