UNIVERSIDAD DE DEUSTO

El informe Empresas globales y de la destaca las “prácticas notables o excelentes” de la mayoría de las compañías cotizadas

Más del 90% de las empresas analizadas está aplicando de modo excelente o notable los principios del Pacto relativos a los derechos humanos, estándares laborales, deberes medioambientales, y transparencia y anticorrupción

Más del 85% de las empresas analizadas ha colocado la responsabilidad en la ejecución de sus compromisos de sostenibilidad en todas las funciones corporativas relevantes

Los CEOs lideran en primera persona el impulso por la sostenibilidad y el 100% de los casos estudiados el consejo de administración supervisa la ejecución de la sostenibilidad de la empresa

Las empresas del han dado un paso al frente y se han situado en la vanguardia del liderazgo de la sostenibilidad. Es más, para gran parte de ellas, la sostenibilidad ha dejado ya de ser una simple etiqueta o marchamo para convertirse en un elemento transversal completamente integrado en la estrategia corporativa de las compañías, que han pasado a ejercer la buena ciudadanía y la responsabilidad social como un elemento central de su propia naturaleza corporativa. Así se desprende del informe ‘Empresas globales y liderazgo de la sostenibilidad. Prácticas avanzadas en las empresas españolas del Ibex-35 que participan en el Pacto Mundial de Naciones Unidas’, realizado por Deusto Business School y .

El informe, dirigido por Manuel Escudero, director general de Deusto Business School, constata que la mayoría de las empresas españolas cotizadas tienen un desempeño excelente o notable en la mayor parte de las dimensiones de liderazgo y de prácticas avanzadas que el Pacto Mundial de Naciones Unidas sugiere. Así, la mayoría de las empresas analizadas presentan una práctica notable o excelente en casi todos los atributos del liderazgo en sostenibilidad.

“Sin duda, el estudio deja patente que las empresas españolas muestran un nivel de primer orden en el liderazgo de la sostenibilidad y, en concreto, están actuando ya de forma efectiva como líderes de la sostenibilidad a nivel internacional. En este sentido, el salto cualitativo que han dado las principales compañías españolas en los últimos cinco años es sobresaliente en todos los aspectos. No hay duda de que a día de hoy las empresas multinacionales españolas del Ibex son auténticos campeones internacionales en sostenibilidad”, sostiene Manuel Escudero. “Y parte de esta competitividad y crecimiento reside en el liderazgo de las compañías y en su gestión sostenible, un punto que se ha puesto en entredicho en un momento de crisis como el actual”, añade Jesús Echevarría, director general de empleo de Randstad.

Las prácticas más avanzadas del estudio aplican ya de forma efectiva los diez principios del Pacto Mundial en su conjunto, de modo coordinado internamente y alineando todas las unidades de negocios y filiales.

Así, más del 90% de las empresas analizadas -en concreto, 22 de las 29 empresas del Ibex-35 que han firmado por principios del Pacto Mundial- está aplicando de modo excelente o notable los principios del Pacto relativos a los derechos humanos, estándares laborales, deberes medioambientales, y transparencia y anticorrupción. Del mismo modo, en el diseño de su estrategia corporativa existe una coordinación que asegura el progreso y el cumplimiento en todos los campos señalados.

Por otro lado, más del 80% de las empresas del estudio supervisan de modo sistemático los riesgos y oportunidades del negocio para asegurar la identificación de impactos negativos en todos los campos anteriormente mencionados. Asimismo, más del 85% involucra a sus empleados en esta estrategia, mediante educación y a través del desarrollo y ajuste de procesos operativos.

El estudio constata el enfoque transversal de la sostenibilidad en la práctica totalidad de las compañías. No en vano, más del 85% de las empresas cotizadas analizadas ha colocado la responsabilidad en la ejecución de sus compromisos de sostenibilidad en todas las funciones corporativas relevantes (contratación de suministros, relaciones institucionales, recursos humanos), y el 86% ha alineado todas las unidades de negocio y todas las filiales para cumplir con sus compromisos de sostenibilidad.

Liderazgo del CEO y del consejo

Según el informe de Deusto Business School y Randstad, papel de liderazgo de la sostenibilidad aparece claramente personificado en la figura del consejero delegado y del consejo de administración. Los datos del estudio son concluyentes a este respecto. En más del 90% de los casos, el CEO lidera la dimensión de sostenibilidad en el consejo de dirección, mientras que el consejo de administración supervisa la aplicación del compromiso en toda la empresa y aprueba el informe de sostenibilidad. Dicho informe es sujeto a la auditoría de terceras partes, y, del mismo modo, existe un sistema de consulta con los stakeholders y la empresa integra aspectos de sostenibilidad en su Informe Anual a la junta de accionistas.

El estudio de -Randstad deja constancia de la creciente presencia de los aspectos relacionados con la sostenibilidad en el Informe Anual de la compañía a sus accionistas. En este aspectos, el 100% de los casos estudiados el consejo de administración supervisa la ejecución de la sostenibilidad de la empresa, en el 92% aprueba el informe, y el 95% integra aspectos de sostenibilidad en el Informe Anual.

Finalmente, más del 80% de las empresas estudiadas se ha alineado, a partir de la naturaleza específica de su negocio, con algún objetivo social más allá de la empresa (paz y seguridad, los Objetivos de Desarrollo del Milenio, asistencia humanitaria, biodiversidad, cambio climático, derechos de la infancia, salud, educación, etc.) o han desarrollado nuevos modelos de negocio para conseguir un impacto positivo o una contribución relevante respecto a tales objetivos. De hecho, el 80,9% de las compañías ha contribuido mediante inversiones sociales relacionadas con el núcleo de competencias o el entorno operativo de la empresa a la resolución de los problemas en las comunidades en las que opera.

Áreas de mejora

Pese a los brillantes resultados de las compañías del Ibex, la investigación de Deusto Business School y Randstad ha detectado asimismo dos campos que aparecen en el horizonte como áreas de mejora de cara a los próximos años. En primer lugar, practicar la sostenibilidad de modo más excelente respecto a la cadena de valor, tanto hacia abajo, con los proveedores, como hacia arriba, con los clientes y consumidores. Este último aspecto resulta especialmente relevante, puesto que con referencia a los proveedores, precisa el informe, las empresas grandes y globales pueden actuar como una cadena multiplicadora de la sostenibilidad hacia los sectores y empresas conectadas con ellas a nivel global. Esta carencia, detectada sobre todo en el caso de los clientes y consumidores, insisten los autores de la investigación, puede convertirse en una frontera para la RSC y la sostenibilidad.

“Es necesario que las empresas españolas comprendan que su beneficio debe repercutir también en los consumidores y que estos deben percibir que las empresas se preocupan por ellos y destinan parte de su beneficio a esos consumidores”, apunta Escudero.

Asimismo, las compañías deberían involucrarse más en las nuevas dimensiones del liderazgo que propone el Pacto Mundial, sobre en los aspectos que hacen referencia a los partenariados para el desarrollo, la involucración en diálogos y plataformas nacionales e internacionales, o el compromiso para profundizar en el significado concreto de la sostenibilidad en el sector en que se opera.