UNIVERSIDAD FRANCISCO DE VITORIA

Manuel Elkin Patarroyo, descubridor de la vacuna contra la Malaria, impartió una conferencia en la Universidad Francisco de Vitoria en la que explicó los avances de su investigación en la vacuna sintética contra la malaria.

El , Manuel Elkin Patarroyo, ofreció una conferencia en el Aula Magna de la Universidad Francisco de Vitoria en el título “El desafío de la investigación en vacunas químicas: ¿se puede vencer a la malaria?”, en la que el científico expuso sus avances sobre la nueva vacuna contra esta enfermedad que afecta principalmente a países tropicales.

Manuel Elkin Patarroyo Murillo es conocido mundialmente por desarrollar una vacuna sintética (spf66) contra la malaria, una enfermedad trasmitida por el mosquito anopheles gambiae. Esta vacuna está reconocida por la (), organismo al que cedió la patente en 1993 y ha sido ya probada en áreas que sufren esta enfermedad como epidemia (Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil y en diversos países africanos).

Nueva vacuna contra la malaria

Muchos años de investigación han dado como resultado una vacuna mejorada que está siendo probada en el Instituto de Inmunología de Colombia, del que Patarroyo es Director. Sus experimentos en monos, con parecido sistema inmunológico que los humanos, “tienen ahora una efectividad de entre el 90 y el 95 por ciento, frente al 30 y el 40 por ciento de la anterior”, según explicaba.

Los ensayos clínicos con personas espera empezarlos dentro de un año, en otoño de 2011, para desarrollar esta nueva herramienta médica contra una enfermedad que causa la muerte de tres millones de personas cada año.

Además, Patarroyo tiene intención de crear un consorcio de ‘amigos’ para poder distribuir gratis el nuevo fármaco cuando esté listo para ser usado, previsiblemente en unos cinco años. Así podrá llegar al mayor número posible de personas que viven en riesgo de contraer malaria y que el científico cifra en unos 2700 millones de personas.

Patarroyo comentó que tres grandes firmas farmacéuticas han contactado con él para adquirir la patente y desarrollar la producción. Sin embargo, explicó el científico “mientras cada dosis me cuesta producirla 15 céntimos de dólar, ellos la valoran en 75 dólares”.

Además, el doctor Patarroyo ha sido durante los últimos veinte años un destacado investigador de otras enfermedades y de la posibilidad de obtener nuevas vacunas sintéticas. Gracias a su labor investigadora, Patarroyo ha recibido diversos reconocimientos como el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1994, la medalla de Edimburgo, el premio Robert Koch Medaille, el premio Internacional Latinoamericano en Neumología “Fernando D. Gómez”, el León Bernard de la Organización Mundial de la Salud, numerosas condecoraciones y 26 doctorados honoris causa.

Actualmente, es el director de la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia, entidad adscrita a la Universidad Nacional de Bogotá, desde donde sigue colaborando con la Organización Mundial de la Salud en el mejoramiento de su vacuna y desarrollo de otras para combatir la tuberculosis y la lepra y desarrolla investigaciones sobre el lupus, leucemia y el cáncer de cuello uterino.