En este blog nunca hemos hablado particularmente de este tema, pero sí se ha enlazado un artículo de Alerta Pseudociencias donde se explica de forma resumida: ¿Qué es exactamente la Homeopatía?

En el último mes, Fernando FríasRinzewindAcebron han estado trabajando en una nueva página que resume todo lo que se puede decir sobre esta pseudomedicina. También colaboraron otras personas en el proyecto, desde la lista de correos de Amazings.

¿Por qué nos hacemos tanto problema por la Homeopatía? Porque se trata de una medicina falsa, pseudocientífica, que sólo funciona ligeramente en las personas que creen que le hará efecto. La Homeopatía fue inventada en el siglo XVIII cuando la medicina “oficial” constaba de desangrar a los pacientes para calmarles los dolores y chuparlos con sanguijuelas. En ese momento era una buena opción, pero sólo porque lo otro tampoco funcionaba y era peor.
Hoy en día sabemos que se basa en principios que contradicen todo lo que sabemos sobre la física y no sólo no funciona, sino que no podría funcionar. En Alerta Pseudociencias también nos hemos preguntado qué pasaría si la homeopatía funcionara. Además, la popularidad de todo esto, ha hecho que se desarrollen estudios para ver si servía para algo, y los resultados siempre fueron negativos.

Nuestra principal preocupación es que toda esta incoherencia no es suficiente para que las personas dejen de acudir a homeópatas que en el mejor de los casos lo tratarán bien, y en el peor, no tratarán alguna posible enfermedad. En algunas prestigiosas universidades, como la U. Nacional de Córdoba, Argentina, está porcomenzar un posgrado en homeopatía. Y en muchos otros lugares del mundo.

Se podrán sacar todas las dudas en la nueva página Qué es la Homeopatía. Y como siempre está quien sospecha que se trata de una conspiración financiada por alguna multinacional farmacéutica, recordemos que las multinacionales farmacéuticas también comercializan productos homeopáticos. Como Boots que ha admitidosaber que no sirve para nada, pero vende porque la gente lo compra. Además, económicamente les conviene, porque a diferencia de con los medicamentos de verdad, (y más allá de los eventuales intereses políticos y económicos deshonestos), con los preparados homeopáticos no tienen que invertir en investigación ni en pruebas de nada.

En la sección de Preguntas Frecuentes sobre Homeopatía pueden leerse cosas muy interesantes como estas:

Pero a mí me funciona. ¿Cómo podéis decir que esto es inútil?
Hay personas que se caen de un tejado y sobreviven. ¿Es este un argumento para decir que no es peligroso? La homeopatía funciona como otros placebos: el paciente se cree tratado y con esperanzas de curación y, por tanto, puede mostrar ciertas mejorías en algunos casos. Los medicamentos científicamente probados no sólo poseen la cualidad del efecto placebo, sino que además tratan la enfermedad de forma adecuada y testada. En muchos casos, además, lo que se tiene son claros ejemplos de regresión a la media o remisión espontánea.

¿Es lo mismo homeopatía que remedios naturales, remedios herbales o cosas similares?
No. La homeopatía, como se explica en Historia de la Homeopatía, consiste en diluir un producto químico tantas veces que al final no existe ninguna molécula de dicho compuesto en el producto y se atribuye el poder curativo a la memoria de agua. Algunos remedios naturales o herbales pueden tener alguna base científica para uso médico, mientras que otros carecen de pruebas que apoyen su uso terapéutico. En cualquier caso, su efectividad suele ser limitada y nunca es milagrosa. Esto es debido a que los componentes químicos que tratan la enfermedad en cuestión, denominados principios activos, no suelen estar concentrados en estos remedios. En los remedios homeopáticos, en cambio, los componentes químicos han desaparecido por completo durante el proceso de elaboración, y su efecto terapéutico real es, por tanto, nulo.
Y muchas otras que, si usted consume este tipo de productos, o conoce alguien que lo hace, deseará conocer.