Este comienzo de semana ha estado condicionado por los desencuentros sobre qué hacer con Grecia, ya que hablar sólo del rescate, es posibe que sea minimizar la situación.

Con esa excusa se dio fin a una onda en zig zag que pudo haber finalizado el viernes, escondida detrás del volumen de los vencimientos.

En mi opinión y mientras no se demuestre lo contrario, retomamos la tendencia de muy corto plazo bajista, lo que advertimos en la parte final de la jornada del viernes llamando a abrir cortos y mantenerlos para este lunes.

El Ibex abrió en un punto muy particular, no hay caprichos. Se trada del punto exacto en donde se encuentra la directriz alcsita que viene desde marzo de 2009 y que está violándose desde hace un tiempo y donde justamente se desarrolló la corrección que estimo pasada.

El se encontraba en los 12.085 al cerrar el selectivo español en subasta, yendo nuevamente a resistencia. Muy alto para para las 17.35 hs y condicionante importante para la apertura de este martes 21 en el que comenzará el verano.

Esta es una semana estacionalmente débil y estamos atentos al cierre de la misma para ir verificando primeras confirmaciones para el medio plazo, que se darán antes o después pero se presentarán sin lugar a dudas.

Nos vemos mañana.