UNIVERSIDAD DE NAVARRA

, vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, imparte desde mañana un curso sobre trastornos de la voz

Según afirma el Dr. Secundino Fernández, vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, “el 5% de la población española sufre algún trastorno de la voz que requiere la intervención de un especialista. Asimismo, la franja de edad en la que estos problemas resultan más frecuentes es entre los 25 y los 45 años, aunque cada vez afectan a más personas mayores”. El experto dirige el curso de verano “Diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la voz profesional”, que se celebra mañana viernes, día 17, y el sábado 18 en el Centro de Simulación de la Universidad de Navarra.

El especialista del departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra asegura que estas dolencias “pasan desapercibidas en buena medida porque consideramos la voz algo cotidiano, y porque nadie nos ha enseñado cómo utilizarla”. Esa atención resulta especialmente importante cuando se convierte en una herramienta de trabajo, como sucede a los profesores. De hecho, un 22,5% soporta problemas en la voz y constituye la primera causa de baja en el colectivo. “En estos casos, es necesario adquirir técnicas correctas para conseguir la mayor eficiencia posible”, aclara el Dr. Fernández.

El problema más habitual es la disfonía, que hace que percibamos nuestra voz más ronca, rasposa, chillona, etc., en función del origen de la dolencia, que se puede encontrar en una laringitis aguda -frecuente tras el proceso inflamatorio provocado por un catarro y que se pasa en un periodo corto de tiempo- o por el abuso convertido en hábito. “En este caso”, subraya el especialista, “suelen producirse lesiones benignas en las cuerdas vocales, como los nódulos o los pólipos laríngeos. Estos son usuales en los niños, que en un 30-40% tienen trastornos vocales”.

El problema del reflujo gastroesofágico y el

Otro punto de inicio habitual de lesiones en la voz es el reflujo gastroesofágico, que se produce cuando pequeñas cantidades de contenido gástrico ascienden desde el estómago a la laringe: “Esto provoca una irritación importante de las cuerdas vocales, que suele pasar desapercibida porque no se acompaña de ardores y es más intensa por las mañanas, aunque va mitigándose conforme avanza el día. Las personas sienten como si tuvieran un cuerpo extraño en la faringe, mucosidad y carraspeo frecuente”.

Por otro lado, el especialista de la Universidad de Navarra recuerda que el tabaco también se encuentra detrás de la aparición de los problemas disfónicos y del cáncer de laringe, del cual es causante principal. “En todo caso”, subraya, “si la disfonía dura más de dos semanas hay que acudir al otorrinolaringólogo”.

Respecto a consejos sencillos para evitar complicaciones con la voz, el director del curso señala la hidratación -beber de 2 a 2,5 litros de agua diarios-, evitar ambientes muy secos, el alcohol y la cafeína, no fumar ni respirar el humo del tabaco, no hablar por encima de nuestras posibilidades y procurar no carraspear ni toser.

Este curso, que forma parte de los XI Cursos de Verano de las Universidades Navarras, contará con la intervención de siete especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, el Complejo Hospitalario de Navarra y el Centro Médico La Masó, de Madrid.