UNIVERSIDAD DE JAÉN

El profesor de Física de la Universidad de Jaén, José Antonio Peláez Montilla, junto con el profesor de Geología de la Universidad de Granada Carlos Sanz de Galdeano, han publicado el activas en la Cordillera Bética. Una aproximación a partir de la información tectónica y sísmica”, editado por la Universidad de Granada.

Ambos profesores, pertenecientes al grupo de investigación de la Universidad de Jaén “Riesgo Sísmico y Tectónica Activa”, han pretendido dar una visión general del conocimiento actual que se posee de las fallas activas en las Béticas, caracterizadas a partir de información tectónica y sísmica.

Los autores hacen una propuesta de fallas activas, planteando también numerosas lagunas de conocimiento existentes hoy en día, y retos en los que avanzar en la investigación de esta zona. La metodología utilizada parte del conocimiento y de delimitación de las fallas neotectónicas en la región para, junto con terremotos localizados en esta zona y otra información sísmica, apuntar las que se podrían considerar como activas.

Las fallas activas en la Cordillera Bética, en algunos casos con longitudes de decenas e incluso en algún caso de un centenar de kilómetros, generalmente se encuentran segmentadas y cruzadas, cortadas por otras fallas. Afortunadamente, esto genera un límite a su capacidad de generar terremotos, de manera que, aunque la cordillera presenta una marcada sismicidad, ésta es moderada en lo tocante a las magnitudes registradas, como la del reciente de .

Como indican los autores, esta visión de conjunto es útil para la prevención de riesgos naturales, en particular, de los que provienen de los terremotos que pueden llegar a producirse en esta zona, suministrando información para la planificación de los usos de los diferentes sectores de la Cordillera Bética.