UNIVERSITAT JAUME I

El control exhaustivo de los datos de por parte de los responsables de las instalaciones de la Oficina Técnica de Obras y Proyectos, el uso responsable de la comunidad universitaria y la mejora de las infraestructuras ha permitido a la Universitat Jaume I de Castelló reforzar un programa de ahorro, que ha hecho posible economizar, por ejemplo, más de 30.000 euros en la factura eléctrica del pasado mes de abril.

El consumo eléctrico en abril de 2011 fue de 1.032.078 kWh con un coste de 103.916 euros, mientras que en abril de 2010 el consumo fue de 1.178.610 kWh. Hay que tener en cuenta que en el consumo de este año están incluidos dos edificios más que el año pasado (la piscina cubierta y las instalaciones deportivas al aire libre). Por lo tanto, si se resta el consumo de estos dos edificios (alrededor de 155.000 kWh), el gasto energético se hubiera situado en 877.132 kWh, la cifra más baja registrada desde el año 2004, teniendo en cuenta que hay más superficie construida.

La Oficina Técnica de Obras y Proyectos de la UJI inició en 2008 un proyecto denominado energía (http://energia.uji.es) que permite mostrar en tiempo real los principales consumos (electricidad, agua, gas y fotovoltaica) que se están produciendo en cada uno de los edificios del Campus de Riu Sec y elaborar gráficos que permiten analizar el comportamiento de estos consumos y establecer actuaciones para reducir el gasto energético, mejorando, al mismo tiempo, la eficiencia y reduciendo progresivamente las a la atmósfera.

Para obtener estos datos, la OTOP está fijando puntos de control en cada uno de los contadores de los edificios, que se añaden a los que ya existían previamente en la infraestructura del sistema de gestión del campus. Durante el año 2010 la UJI apagó todos los sistemas de generación de calor y frío cuando no eran necesarios. En 2011 se han apagado también los sistemas de ventilación, y se ha comprobado que el 25% del gasto energético correspondía a ellos, lo que ha permitido ahorrar 304.000 kWh.

El proyecto energía quiere reflejar con la publicación gráfica de datos de consumo el compromiso de la UJI con el ahorro de energía, apoyado también por la generación de energías renovables como la solar fotovoltaica o la solar térmica y el uso responsable de la comunidad universitaria en acciones como el mantenimiento de puertas y ventanas cerradas cuando el aire acondicionado o la calefacción está en marcha; apagar el sistema de refrigeración cuando no se está al despacho o mantener la temperatura en 26º en verano y 20 en invierno.