UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Un firmado por los rectores de las tres universidades impulsará la investigación conjunta en Ciencias de la Salud y Energía, áreas decisivas para el bienestar de nuestra sociedad.

Se trabaja ya en proyectos específicos para que “las personas no enfermen antes”, y en otros relacionados con obesidad o diabetes, en los que los científicos consideran “la salud primaria como una herramienta fundamental”.

También se pondrán en marcha actividades relacionadas con la formación, la investigación y los estudios de posgrado en dichas áreas.

Este acuerdo, de “importante proyección internacional”, sienta las bases para que las tres universidades investiguen inicialmente en los campos de la salud y energía, “áreas que van a transformar el futuro del mundo”, explicó Javier Uceda, rector de la Universidad Politécnica de Madrid, en cuyo rectorado se materializó esta firma.

En el ámbito de salud y sanidad se desarrollarán diversos proyectos relacionados con la medicina neuro-regenerativa, sistemas de información sanitaria sobre historia clínica electrónica, para promoción de la salud y la gestión remota de enfermedades crónicas, y redes inteligentes para el control de la calidad de los sistemas sanitarios y la realización coste-eficiente de ensayos clínicos .

La colaboración de las tres universidades en relación a la asistencia sanitaria adquiere especial impronta, pues el objetivo es llegar a un acuerdo con la Comunidad de Madrid para el establecimiento de redes que conecten todos los niveles asistenciales desde la medicina primaria a la especializada. De esta manera, la creación de una red de semejantes características, que ponga en conexión a todos los hospitales, permitirá conocer y comparar dónde están los tratamientos de mejora. Para los investigadores, el primer paso es conectar con los hospitales nuevos en Madrid y, en segundo término, incorporar también hospitales internacionales de referencia a dicha red.

Las tres universidades ya trabajan en proyectos específicos para que “las personas no enfermen antes”, relacionados con obesidad o diabetes, en los que los científicos consideran, “la promoción y prevención de la salud como una herramienta fundamental”, explica Alberto Calero, representante de la Universidad de Colorado en esta iniciativa. Algunos de estos proyectos tendrán como común denominador reducir costes en el entorno sanitario, a través del desarrollo de un nuevo modelo sostenible que optimice la asistencia sanitaria y las medidas preventivas que suministra este sector.

Además, el Memorandum of Understanding (MOU) suscrito por las Universidades Politécnica de Madrid, Complutense y la Universidad de Colorado, Denver (Estados Unidos) impulsará actividades relacionadas con la formación, la investigación y los estudios de posgrado en dichas áreas. Para ello, se pondrá en marcha el Máster de doble titulación en Ciencias de la Investigación Clínica, que será clave para atraer a científicos y estudiantes internacionales. Para Carolyn North, vicerrectora de Relaciones Exteriores de la Universidad de Colorado, el acuerdo propiciará proyectos muy dinámicos y permitirá desarrollar nuevos modelos educativos que ofrecerán nuevas tendencias destinadas a una formación más completa de los estudiantes.

La energía es otra de las áreas en las que este acuerdo pone en conexión la investigación conjunta de las tres universidades. Éste es un sector de especial interés para España – explicó Carlos Berzosa, todavía rector de la Universidad Complutense cuando se firmó el acuerdo-, “un país con gran dependencia energética”, por lo que “debemos investigar en energías renovables para evitar esas dependencias y hacer un modelo diferente al actual”.

Un marco de trabajo óptimo
Mientras que la Universidad de Colorado cuenta con el Anschutz Medical Campus, reconocido por la docencia e investigación de excelencia en ciencias de la salud, las universidades Complutense y Politécnica de Madrid lideran el Campus Moncloa de Excelencia Internacional, con cinco clusters de investigación y actividad académica, enfocados al cambio climático y nuevas energías, materiales para el futuro, alimentación y salud, e-salud y patrimonio cultural.

Además, la Universidad Politécnica de Madrid tiene también el Campus de Excelencia Internacional de Montegancedo, en el que se ubican el Centro de Tecnología Biomédica, el Centro de Domótica Integral, el Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas, el Instituto de Microgravedad, el Centro y el Centro de Supercomputación y Visualización con el Supercomputador Magerit.