UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La catedrática Rosa María Lastra participó en el seminario sobre “Riesgo Sistémico”, organizado por la Universidad de Navarra en Londres

“Conseguir que un sistema financiero cree riqueza y contribuya al desarrollo tiene que ver con mejorar la regulación y aumentar la supervisión”. Así lo declaró Rosa María Lastra, catedrática de Derecho Internacional Monetario y Financiero de la Universidad de Londres, que intervino en el seminario sobre Riesgo Sistémico, celebrado en la capital británica y organizado por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra.

“La globalización ha resultado positiva en momentos de bonanza económica; sin embargo, ante las crisis, existen pocos organismos que puedan intervenir. En general, la dicotomía entre mercados internacionales y legislación no es fácil y se necesita un avance serio”, añadió la experta.

Por su parte, Alberto Andreu, director de Reputación y Responsabilidad Corporativa de Telefónica, se refirió al crecimiento de las compañías en mercados globales. “Existen dos modalidades de crecimiento: por un lado, el de una compañía monolítica que plantea su sistema de gestión de arriba abajo; y por otro, el de una empresa que crece por agregación, adquiere lo mejor de cada país y va construyéndose y alimentándose a sí misma”.

Tal y como destacó, Telefónica pretende seguir este segundo sistema: por ello, uno de los retos fundamentales es “agrupar y consolidar las identidades de todos los países en los que se encuentra y al mismo tiempo, ser una marca reconocida desde el punto de vista global”.

Finalmente, expresó la necesidad de que “allá donde una compañía se extienda sea reconocida, por definición, como alguien que es de ese país”. Precisamente, el presidente de la Cámara de Comercio de España en Gran Bretaña, Fernando Pérez Fraile, hizo hincapié en la importancia de una visión internacional en las empresas: “Hace falta una comprensión más global”, dijo.

La reputación y el diálogo con el empleado

En el encuentro también intervino Esther Sarsa, responsable de Desarrollo Sostenible de Danone España, quien habló sobre reputación: “Esta tiene que ver con el diálogo que la empresa tiene con su empleado, uno de los grupos más importantes con los que dialoga. Danone opera en más de 120 países y hay muchas diferencias, por ello, lo primero es preguntar al empleado qué piensa”.

Según la ponente, la compañía prefiere definirse como un best place to grow antes que como un best place to work, es decir, “un lugar donde la gente pueda crecer y desarrollarse como personas y profesionales”.