UNIVERSIDAD DE NAVARRA

El curso pasado un 70% de los estudiantes que obtuvo el crédito consiguió una reducción de la deuda superior al 50%

El programa “Créditos a la Excelencia Académica”, que la Universidad de Navarra puso en marcha en 2009 a través de la Fundación Banco Popular y el Banco Popular-Vasconia, ha beneficiado este curso a 178 estudiantes del centro académico, lo que supone un 10% de los 1.733 nuevos alumnos matriculados.

Esta iniciativa permite a estudiantes con buen expediente y con recursos económicos insuficientes hacer frente a los gastos universitarios después de graduarse. Asimismo, ofrece bonificaciones en el tipo de interés e, incluso, reducciones del crédito de entre el 50% y el 75%, en función de su nota media. De este modo, el curso pasado el 70% de los participantes del programa se benefició de una reducción: un 31% obtuvo un descuento de un 50% y un 39%, del 75%.

Con los 178 estudiantes de este curso, son ya 388 personas las que han participado en esta iniciativa a lo largo de sus tres años de vida. De ellos, 337 siguen siendo beneficiarios del crédito este año, al haber cumplido todos los requisitos.

El programa comenzó en el curso 2009-2010 con 102 alumnos. La cifra ascendió a 108 estudiantes el año pasado y para la actual edición se gestionaron 186 solicitudes nuevas, de las que un 96% se ha resuelto positivamente.

El balance es satisfactorio hasta el momento, según se advierte del número de alumnos que han solicitado la renovación del crédito. De los 192 beneficiarios del curso pasado 159 han renovado su permanencia, es decir, un 83%. Sólo tres alumnos han renunciado al crédito y 30 han dejado de formar parte de él por no cumplir los objetivos académicos requeridos.

Reducciones del crédito de entre el 50% y el 75%

Para acceder al programa “”, una iniciativa pionera, es necesario poseer una media académica de más de 7 puntos en Bachillerato y menos de 18.000 euros de renta per cápita. La dotación del crédito es de un máximo de 10.000 euros al año, de los cuales 6.000 se destinan a la matrícula y 4.000 al alojamiento.

Si el alumno aprueba el 100% de las asignaturas no debe pagar intereses y gastos y además, según la nota media que obtenga, puede conseguir reducciones del crédito de entre el 50% y el 75%. Si por el contrario deja pendiente alguna de las materias entre la primera y la segunda convocatoria, queda excluido del Programa. Finalizada la carrera, tras un año de carencia, comenzará un período de amortización igual al número de años de duración de los estudios más dos.