UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

El sistema abre la puerta al estudio de genes en bibliotecas metagenómicas cuya función se desconoce hasta ahora, maximizando la detección de funciones con posible interés industrial y tecnológico

Esta patente surge del trabajo liderado por Eduardo Santero, científico de la UPO, en el marco del proyecto Consolider “El metagenoma de la Península Ibérica”

Un grupo de científicos liderado por Eduardo Santero, investigador de la Universidad Pablo de Olavide, ha patentado un nuevo sistema que facilitará el estudio de la función de los genes almacenados en bibliotecas metagenómicas. Nacida en el marco del proyecto Consolider Ingenio “El metagenoma de la Península Ibérica”, en el que participan expertos de toda España, esta nueva metodología permitirá enriquecer el conocimiento sobre los microorganismos, a la vez que servirá de germen para nuevas aplicaciones prácticas relacionadas con el medio ambiente o con la investigación terapéutica

Las bibliotecas metagenómicas, aquellas que almacenan el ADN de bacterias que se encuentran en un ambiente determinado, suponen un gran avance en el conocimiento del genoma de los microorganismos. Una herramienta que facilita el estudio de los microbios sin necesidad de recurrir a su cultivo, en ocasiones muy complejo según el caso. Este ventajoso sistema tiene, sin embargo, ciertas limitaciones. Buena parte de estos genes almacenados no pueden expresarse, es decir, no llegan nunca a cumplir con su función, permaneciendo silenciados y sin detectar debido a que no se encuentran en su organismo original.

Para solventar este problema, el equipo liderado por Eduardo Santero ha desarrollado un sistema que facilita que esos genes que no pueden expresarse por si mismo desarrollen su tarea, maximizando las posibilidades de detectar cuáles son las funciones que codifican. Según el investigador, “con nuestra metodología va a hacer más fácil descubrir nuevas proteínas con funciones novedosas e, incluso, únicas, lo que permitirá el desarrollo de nuevos productos con actividades útiles en áreas como la medicina, la agricultura o la industria”.

Mapa microbiano

Esta nueva patente surge del trabajo desarrollado por el grupo de investigación “Expresión génica en bacterias de interés medioambiental”, de la UPO, en el marco del proyecto “El metagenoma de la Península Ibérica”. Esta iniciativa, financiada por el Programa , parte de la observación de que cerca del 99% de la microbiota del suelo es refractaria a su cultivo en el laboratorio y que su potencial biotecnológico permanece inexplorado y, por tanto, desconocido. El acceso a esta enorme diversidad es una fuente importante de conocimiento a nivel básico y de futuros desarrollos tecnológicos.