El misterio de La Hamaca de Firmat es una de las noticias más curiosas (más allá de la política) en las que se ha visto envuelta la Argentina en los últimos tiempos. Para los que no están al tanto de la situación, Firmat es un pueblo de la provincia de Santa Fe, en donde, en 2007, se reportó por primera vez la existencia de una hamaca que se mecía por sí sola.

Desde entonces, el pueblo ha sido invadido por miles de curiosos, muchos de ellos periodistas, y claro, un ejército de parapsicólogos, y todo tipo de charlatanes a intentar vender sus cuentos. La gente del lugar afirma que se trata del fantasma de un chico que había muerto en la zona. En su momento, los padres del fallecido salieron a desmentirlo, y la gente rápidamente responsabilizó al fantasma de otro. Pasó el tiempo, la hamaca se seguía hamacando y alguien se la robó y la ofreció a través de MercadoLibre. La comuna aprovechó parte del revuelo para instalar una feria de artesanías alrededor de la hamaca, y la misma fue protegida por un cerco para que no vuelva a sufrir otro robo.

El parapsicólogo Antonio Las Heras, mediante un péndulo, ha descubierto que la Hamaca tiene una energía diferente. Porque en ese caso había habido una muerte violenta, y como todos sabemos, la violencia queda vibrando en el lugar, provocando desequilibrios en los cristales. El informe periodístico realmente no tiene precio.

El grupo de himbestigadores de Visión OVNI (conocido por sus análisis fotográficos de la vaca siendo abducida por una nave) también hizo su aparición en el lugar y concluyó que:

No hay ningún elemento básico proveniente de electromagnetismo, corriente galvanica, fuerzas eólicas, corrientes isotérmicas, que ocasionen los movimientos de las hamacas en cuestión.

El show estadounidense Fact or Faked, que analiza estos casos, se hizo eco del misterio y decidió traer a Argentina a una cuadrilla para realizar algunos experimentos. Algo que volvió a ser como un chocolate para los medios.

La cobertura no ha sido perfecta: en muchos relatan la historia como si los norteamericanos hubiesen venido a salvarnos, y otros lo rematan con un “¿será verdad que es sólo el viento, o habrá un fantasma?”. Lo que sí rescato es que se hayan preocupado por intentar mostrar que al fin y al cabo no hay nada paranormal: generalmente muestran el video del fantasma, y cuando se descubre que era un pájaro, nadie lo muestra.

El mayor error que han cometido es relatar la historia como algo ajeno y no citar la fuente original, es decir, el episodio con los experimentos. Y la principal razón por la que me retrasé en publicar este artículo es porque estuve los últimos cuatro días descargando las partes, compilándolas, y sobre todo, armando los subtítulos en español:

El equipo hace algunas cosas que a mi entender son innecesarias, como intentar mover la hamaca con un hilo para ver si se puede hacer un video falso. Algo que no tiene mucho sentido, porque la hamaca se mecía sóla cuando ellos mismos llegaron.

Lo que es más difícil de comprender para muchos es cómo y por qué el viento puede mecer una hamaca. El equipo confirma que el viento es el responsable cuando infla un domo gigante alrededor de la misma, y comprueba que así han dejado de moverse. Luego, encienden un ventilador, y comienza a moverse la hamaca del medio. Ahí es cuando notan que el asiento de esa hamaca tiene una curvatura distinta a las demás, y que probablemente esa sea la razón por la que suele moverse una sola.

No es normal ver que suceda esto en las plazas del mundo, con viento constante. Pero evidentemente, si se dan las condiciones precisas de forma de la hamaca, velocidad y ángulo del viento, sí puede pasar.

La explicación física

La explicación física más detallada, es que cuando el viento impacta un objeto, detrás suyo se forma un remolino (o vórtice, palabra que no tiene relación con lo paranormal). El vórtice tiene zonas de alta y baja presión de aire. Las zonas de baja presión tienden a succionar al objeto, que si es lo suficientemente liviano o flexible, puede generar un movimiento. Al moverse, el vórtice generado cambia de forma y (en este caso), se alternan las zonas de alta y baja presión, lo que vuelve a tirar del objeto hacia la posición original y reinicia el ciclo.

Cuando esto sucede, se dice que el objeto entra en resonancia, y puede generar un movimiento oscilatorio constante. Este fenómeno es bastante conocido, principalmente por ingenieros civiles y aeronáuticos, porque tanto edificios como aviones tienen que estar diseñados de forma tal que no puedan entrar en resonancia: un movimiento tan violento podría destruirlos completamente (como el famoso puente de Tacoma Narrows).

La explicación parapsicológica

Quienes no hayan quedado satisfechos con esa explicación, pueden considerar la entrevista que NotiExpress se molestó en hacerle a la parapsicóloga Irene Fournier:

-Yo en su momento lo investigué, simplemente es un campo de energía, un campo magnético. Son mundos o realidades paralelas que funcionan en diferente tiempo y espacio. Estamos hablando de una ciudad intraterrena, de un centro de energía, de un centro sanador. Las hamacas siempre se van a mover, haya viento o no.
Es más, a principio de año estaba hablando con un periodista que me contaba esta historia de los yankis y yo le dije: Mirá Juan, en diez o quince días hay una catástrofe climática a nivel mundial. Pasó lo de Japón y pasó lo de Chile.

-¿Vos vinculás eso con las hamacas?

-Y sí, cada vez que se mueven algo pasa en el mundo.

{…}

-¿Viste el programa?

-No lo ví, pero me lo comentaron, y realmente me parece una burla.

{…}

-Uno llega a la conclusión de que hay un campo magnético sanador muy profundo que proviene desde el fondo de la Tierra. Pero no es sólo ahí. Una parte comienza ahí, pero continúa, atraviesa la capilla, la ruta y muchas partes del mundo. Firmat tiene mucho que aprender sobre esto, que tiene que ver con la parte espiritual del Ser Humano. Hay algo que aprender, y no es para burlarse. Y te repito, el viento no tiene nada que ver. La explicación que le encontramos desde la parte científica de la parapsicología, es que es un campo magnético.

Supongo que cada uno es libre de quedarse con la explicación que más le plazca ¿no?

*El usuario Zero1 había publicado sobre este tema hace unos meses en el foro del Círculo Escéptico Argentino.
*La palabra himbestigador es adrede. Muchos les llaman vulgarmente así a los investigadores pseudocientíficos.