UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El IV Plenario de la () que incluye a investigadores de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante, se daba cita en la Universidad de Sevilla los días 16, 17 y 18 de octubre pasados, coincidiendo con su quinto aniversario y con la celebración del Coloquio Internacional Leer en el Siglo XXI. El pleno de la red aprobaba la “Declaración de Sevilla de la Red de Universidades Lectoras sobre la Lectura en el Siglo XXI” para fomentar la lectura en todos los ámbitos académicos y educativos. Con la Declaración de Sevilla, documento que recoge las conclusiones del IV Plenario, este encuentro internacional se ha propuesto firmemente dar una respuesta clara y única a la cuestión. Los profesores de la UA, Antonio Mula Franco y José Rovira Collado, han asistido en representación de Vicerrectorado de Extensión Universitaria, participando también en dos mesas del coloquio.

La (RUL), integrada por treinta y siete universidades de España, Portugal, Italia y Latinoamérica, firmaba el 18 de octubre pasado la “Declaración de Sevilla” (http://bit.ly/qA5fyu), documento elaborado por los más de cuarenta representantes de las universidades integrantes de la RUL, que consta de siete puntos con los compromisos adquiridos por la red más tres propuestas prácticas dirigidas a las instituciones, a los poderes políticos, a los medios de comunicación, a los agentes de la educación y de la cultura y a los ciudadanos en general, como lectores y lectoras actuales o potenciales. Sus sugerencias conforman un interesante programa de acciones que el director general de Política Universitaria, Juan José Moreno, se ha comprometido a llevar al próximo Consejo de Rectores para que los dirigentes de las universidades españolas tengan constancia de su existencia y de la vigencia del nuevo compromiso adquirido en Sevilla.

El programa de estos diez puntos abarca acciones sociales, investigadoras, formativas y solidarias, tomando siempre como referencia que “que no hay valor más alto que el de la dignidad humana, y que todos los restantes valores deben ponerse al servicio de una vida digna para todos los seres humanos”. En consecuencia, y según recoge la Declaración, “en el proceso de avance hacia una sociedad del conocimiento más justa, más libre y solidaria, más crítica y creativa, las diversas prácticas de lectura y escritura deben ocupar un lugar central”. Las acciones sociales incluyen la creación de voluntariados de la lectura en hospitales y centros de atención a personas con dependencia o la creación de puestos de trabajo vinculados con las prácticas de lectoescritura dentro y fuera de las industrias culturales.

Las universidades de la RUL se comprometen a impulsar la investigación sobre los procesos lectores en todas sus dimensiones y niveles; a impulsar la transferencia de resultados de la investigación, el desarrollo de industrias culturales y de oportunidades de empleo vinculadas a la lectura y a la escritura; a impulsar la revisión de la situación de la lectura y la escritura en la universidad, a trabajar activamente para la difusión de la lectura en nuestro entorno, en el marco de la extensión universitaria y la responsabilidad social de las universidades, así como impulsando la cultura de los emprendedores. Destacan especialmente la proyección solidaria de las universidades hacia países, grupos y colectivos que se encuentran alejados de este derecho básico a la educación y la cultura que nos hace más humanos.

Entre las conferencias del coloquio destacan las de Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes, Rogelio Blanco, Dirección General del Libro-Ministerio de Cultura y los profesores José Antonio Marina y Román Gubern.