UNIVERSIDAD DE NAVARRA

La Universidad de Navarra ha celebrado hoy una jornada académica en memoria de la profesora, fallecida en noviembre de 2010

La Facultad de Teología de la Universidad de Navarra ha celebrado el viernes una jornada académica in memoriam de la profesora , fallecida en noviembre de 2010. José Morales, de la Universidad de Navarra; Margarita Martín Ludeña, de la Universidad de Zaragoza; y Bárbara Schellenberger, de la Universidad de Colonia, han coincidido en destacar “su pasión por la humanidad”.

En este sentido, Margarita Martín Ludeña, antigua alumna de la profesora Burggraf, subrayó que “para ella, la defensa de la persona concreta fue algo innegociable”. Asimismo, se refirió a su apertura a personas e ideas: “Transmitía una ausencia de prejuicios excepcional, que abría horizontes a cuantos la trataban”. Y agregó que “su mente atrevida, abierta, católica, respondió a la infinitud del misterio sin poner obstáculos, con emoción ante una nueva luz, viniera de donde viniera, y con responsabilidad para transmitirla allí donde se le dejara”.

El profesor José Morales aludió a su “humanidad, sabiduría y honda religiosidad” y habló de los grandes temas en los que se centró su estudio: la vocación y misión de los laicos, la secularidad, el sentido de la libertad y la mujer. Dijo que Jutta Burggraf tenía claro que “la mujer ejerce un papel bien definido e irremplazable en la Iglesia” y señaló que “no era una mujer de mundo sino una mujer del mundo y en el mundo”.

Por último, Barbara Schellenberger, de la Universidad de Colonia, repasó su itinerario científico, que encuentra una cohesión global en “la búsqueda de la verdadera humanidad”. Según afirmó, en su doctorado en psicopedagogía mostró su “convicción acerca del valor de la vida humana y de la asunción del dolor mediante la búsqueda de su sentido intrínseco”.

La humanidad del ser humano

Asimismo, destacó que tras su doctorado en Teología “una breve ponencia sobre ‘María Madre de la Iglesia’ le hizo abordar la cuestión de la mujer, de la que ya no pudo separarse”. Participó en el Sínodo de Obispos en Roma en 1987 sobre “La vocación de los laicos en la Iglesia y en el mundo” y trabajó como profesora en el Instituto Académico Internacional sobre Matrimonio y Familia. Por último, la profesora Schellenberger habló de su obra Santa Teresa de Ávila. Humanidad y Vida de Fe y señaló que “también este trabajo está atravesado por la pregunta por el ser humano, y más exactamente por la ‘humanidad’ del ser humano”.

Jutta Burggraf era doctora en Psicopedagogía por la Universidad de Colonia (1979) y doctora en Teología por la Universidad de Navarra (1984). Se incorporó al departamento de Teología Dogmática del campus en 1996, proveniente del Instituto Académico Internacional (Kerkrade, Países Bajos), donde ejercía la docencia desde 1989.