UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Thomas Splieger asegura en la Universidad de Navarra que “la combinación de enseñanza en el hogar y educación escolar puede ser positiva”

Thomas Splieger, de la de Friedensau University de Alemania, declaró  en la Universidad de Navarra que “la educación en el hogar, controlada o supervisada, no limita los derechos de nadie ni afecta al bien común”. El experto alemán intervino en el Congreso “Homeschooling Educación en familia-Homeschooling. Innovación Educativa, TIC, escuela flexible”, dedicado al debate sobre la educación en el propio hogar, en el que participan numerosos especialistas de universidades españolas e internacionales.

Thomas Splieger se mostró de acuerdo con la combinación del homeschooling y la educación escolar y afirmó que “puede ser positiva cuando combina ventajas en lugar de limitaciones. Este podría ser el caso si el homeschooling se aplicara cuando la educación en el colegio falla y viceversa, lo que requiere una actitud de apertura a las dos opciones”.

Asimismo, declaró estar convencido de que “para un homeschooling de éxito se necesitan padres fuertemente interesados e involucrados en la educación de sus hijos, capaces de crear un entorno que estimule el aprendizaje. En este caso, dicha práctica aumenta los logros académicos, pero en el contrario, puede incrementar la ineficacia educativa”. Así, afirmó que “los recursos paternos, su capital social, cultural y económico influyen fuertemente en la trayectoria del estudiante”.

Gobiernos y homeschooling

Por su parte, Madalen Goiria, de la Universidad del País Vasco, destacó que “en España, las comunidades autónomas podrían jugar un papel clave en la consecución de la flexibilización del sistema”. Se refirió además a la oportunidad que constituyen las nuevas tecnologías, puesto que “facilitan la creación de centros educativos a distancia. Y, aunque se esté educando en casa sin contar con la asistencia de ningún centro a distancia, las TICs permiten a los menores acceder a todo el conocimiento, adaptado a distintas edades, de modo asequible prácticamente en cada hogar, aunque cuente con escasos recursos económicos”.

Finalmente, Christine Brabant, de la Universidad Católica de Louvaine, señaló que “la educación escolar y la educación en casa se desarrollan en diferentes contextos en los que se encuentran soluciones diferentes a problemas distintos”. “Si unos padres quieren educar a sus hijos en casa y crear herramientas de homeschooling, la pregunta no es si el gobierno debería permitírselo o no. Es cómo será apoyado y qué normas regirán su práctica. Es un reto gobernativo”, afirmó.

El II Congreso Nacional y I Internacional sobre Educación en Familia – Homeschooling, cuenta también con la presencia de expertos internacionales como Johanna Rafllan, fundadora de la Asociación Nacional de Niños con alta capacidad; o Paula Rothermel, de Open University (Reino Unido). Participan, además, representantes de diferentes universidades españolas como Vicente Llorent de la Universidad de Sevilla, Raúl Santiago, de la Universidad de La Rioja, Irene Briones y Gonzalo Jover, ambos de la Universidad Complutense; o los profesores de la Universidad de Navarra Javier Tourón, Charo Repáraz y María del Coro Molinos, ente otros.