Ciadi / Icsid

Hace unos días, Hugo Chávez anunció la intención de Venezuela de retirarse del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi); un organismo dependiente del Banco Mundial que tiene como finalidad solventar las controversias entre gobiernos y empresas a nivel internacional. Chávez aseguró en el programa televisivo Aló, presidente que “No reconoceremos decisiones del Ciadi”.

Las respuestas, a favor y en contra, no se han hecho esperar. El y abogado Luis Britto García se posiciona en el primer grupo. En su blog se puede leer “¿Cómo se atribuyen comisiones y cortes extranjeras el inconstitucional poder de juzgar a los venezolanos? A veces de manera imprudente nos ponemos en sus manos suscribiendo tratados y acuerdos que parecerían ceder nuestra soberana e irrenunciable potestad de ejercer el Poder Judicial”. El ensayista expuso además su opinión el pasado 21 de enero en el foro “Ventajas y riesgos de la Salida de Venezuela del Ciadi”, organizado por el Centro Internacional Miranda. Britto señaló que “si algún dictamen del Ciadi es contrario a nuestra Constitución o el orden interno, resultaría inaplicable”.

Su postura le acerca a la de Rafael Ramírez, ministro de Petróleo y Minería, quien ha declarado que “no aceptamos imposiciones y vamos al de nuestra soberanía”. Los litigios que aún están pendientes, como el que mantiene ExxonMobil con el de Venezuela, serán “escuchados por jueces venezolanos”.

Por contra, el abogado y experto en Luis Alfredo Araque afirma que su país se expone “a unos problemas de tipo internacional gravísimos” y añade que, si “se va a firmar contratos sin cláusulas de arbitraje de protección de inversiones, pues firmarán contratos que nosotros no conocemos con los iraníes y se acabarán los contratos con las compañías petroleras internacionales”. Como otros juristas, cree que un inversor privado no se arriesgará a someterse a la de un determinado país, cuando existe la posibilidad de acudir a un tribunal de arbitraje internacional.

En la misma línea se encuentra la directora ejecutiva del centro de arbitraje de la Cámara de Comercio de Caracas, Diana Droulers. A los problemas planteados por Araque, Droulers añadió que salir del Ciadi puede propiciar “una avalancha de casos inmediatamente, ya que todo el que cree que podría tener una pretensión va a iniciar un procedimiento”.

En el caso de que Venezuela haga efectivo su anuncio, se sumaría a Bolivia y Ecuador, quienes denunciaron el tratado del Ciadi (Bolivia en 2008 y Ecuador en 2009) para retirarse de la institución.

Fuentes: El Universal / Luis Britto García