La opción de recurrir a la mediación o al arbitraje externo seguirá siendo voluntaria, a no ser que los convenios colectivos de empresa o de ámbito superior establezcan su obligatoriedad.

Para favorecer su utilización se buscará un mayor consenso en la lista de mediadores y árbitros.

En su elección se tendrá además en cuenta que no sólo deben ser aptos para resolver controversias jurídicas como hasta ahora, sino también para los conflictos originados en el ámbito de la flexibilidad interna y los descuelgues de los convenios colectivos, ya que las materias a tratar han sido ampliadas.

Las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO y UGT han suscrito el V sobre solución autónoma de conflictos laborales, que da un mayor protagonismo a la mediación y al arbitraje de ámbito estatal, acorta los plazos de los procedimientos y aumenta las materias a tratar.

Los firmantes aseguran en un conjunto que el acuerdo permitirá una más rápida y eficaz resolución de los conflictos, en un momento en que consideran necesario agilizar la aclaración de las controversias que puedan surgir entre patronos y trabajadores por la modificación de las condiciones laborales en empresas afectadas por la crisis.

El acuerdo establece que las comisiones paritarias (encargadas de la de los convenios colectivos) son las que deben solucionar en primera instancia los desacuerdos derivados de los cambios en las condiciones de trabajo o de la no aplicación de las subidas salariales pactadas (descuelgue).

Fuente: EFE