UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

La Obra Social «la Caixa», la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) firman un convenio de colaboración para la creación y funcionamiento de un Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitarios (OEEU).

Su objetivo es generar información fiable y precisa para el diseño de medidas que mejoren la empleabilidad de los universitarios en España.

«la Caixa», a través de su Obra Social, financia este pionero proyecto de investigación, al que destinará 150.000 euros para su puesta en marcha y funcionamiento durante el primer año.

El rector de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carlos Conde; la presidenta de la CRUE, Adelaida de la Calle; y el director del Área de Ciencia, Investigación y Medio Ambiente de la Fundación «la Caixa», Enric Banda, acompañados por el director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la UPM, Francisco Michavila, y por el presidente de la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles (RUNAE) y rector de la Universidad Pública de Navarra, Julio Lafuente, han firmado hoy en la Universidad Politécnica de Madrid un acuerdo de colaboración en materia de empleabilidad.

La finalidad de este convenio es la creación y funcionamiento de un Observatorio de Empleabilidad y Empleo Universitarios, cuya sede se ubicará en la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la UPM, definido como un espacio de investigación que, funcionando a través de una red, lleve a cabo el seguimiento de la Empleabilidad y el empleo de los egresados universitarios en todo el territorio español.

El Observatorio nace con el objetivo de convertirse en la fuente informativa de referencia nacional y autonómica para conocer el comportamiento de las variables relacionadas con el empleo y la empleabilidad de los universitarios españoles, con información e indicadores producidos bajo estándares internacionales de calidad.

La Obra Social «la Caixa» impulsa este pionero proyecto de investigación, al que destinará para su puesta en marcha y funcionamiento durante el primer año un total de 150.000 euros, ratificando así su apuesta por la educación superior, la investigación y la innovación para afrontar el desarrollo económico y social de las próximas décadas.