UNIVERSIDAD DE JAÉN

El de la Universidad de Jaén (UJA), Rosa, calificó hoy de “insostenible” la situación económica que atraviesan las universidades andaluzas y, en concreto, la institución jiennense, a la que la Junta de Andalucía le adeuda 60,3 millones de euros, y aseguró que no atravesará la “línea roja” de la plantilla y de los proveedores.

Manuel Parras ofreció hoy una rueda de prensa para dar cuenta de la situación financiera de la Universidad de Jaén, ante el problema de tesorería creado por la Junta de Andalucía, que afecta a las universidades andaluzas desde hace un año.

El Rector de la UJA pidió un “mayor compromiso real” con las universidades “o la asfixia económica hará que seamos inviables”. Explicó que durante el año 2011, las transferencias realizadas por la Junta de Andalucía sólo alcanzaron el 60 por ciento de las previstas para el conjunto del Sistema Universitario Andaluz y que en el caso de la UJA la cifra fue inferior, situándose en el 53 por ciento. “No conozco ninguna administración a la que la reducción de las partidas comprometidas se haya reducido a la mitad”, dijo.

Para el año 2012, la Junta de Andalucía presupuestó un 2,5 por ciento más que el año 2011 para universidades, “sin embargo, se nos ha estado transfiriendo la doceava parte del presupuesto liquidado en el 2011 para capítulo 1”.

Para hacer frente a la ausencia de dinero, la Universidad de Jaén tuvo que recurrir al fondo de ahorro que se ha ido gestando desde su creación, gracias a la gestión “eficiente” de la institución académica. “Teníamos un ahorro importante, gracias a la eficiencia, al compromiso y a las medidas de austeridad que se han tomado, y ahora ese ahorro ya no lo tenemos”, expresó el Rector. Por ello, la situación de la Universidad de Jaén es “insostenible” y “cuando más tarde la Junta de Andalucía en proporcionarnos liquidez más difícil será atender en el ámbito de proveedores y de investigación”, subrayó.

Llegado a este punto, Manuel Parras mostró su rechazo a atravesar la “línea roja” de las “tres patas fundamentales” de la Universidad: plantilla de trabajadores, proveedores e investigación. En el caso de los proveedores, aunque de momento se están realizando los pagos, la situación comienza a ser preocupante. De no llegar el dinero, el Rector manifestó no estar dispuesto, “ni tampoco mi equipo de gobierno, a cruzar la línea roja” del impago a proveedores, ni de recortes de plantilla. “Dos líneas que no atravesaré yo, ni mi Consejo de Dirección”, ya que “el día que no pueda pagar a los proveedores no seré rector”.

Parras leyó un comunicado ante los medios de comunicación, acompañado por miembros del Consejo de Dirección de la UJA, en el que recodaba que frente a la petición de 150 millones de euros que las universidades solicitaron a la Consejería de Hacienda para hacer frente a los problemas más urgentes, “se nos concedieron 25 millones para las diez universidades andaluzas. Esta cantidad es claramente insuficiente, insignificante en comparación con la deuda reconocida, y resuelve poco el grave problema del sistema universitario andaluz”. El caso de la Universidad, de los 25 millones de euros “nos corresponde alrededor de 1,5 millones de euros, de acuerdo con nuestro peso en el Sistema Universitario Andaluz. No podemos estar, obviamente, contentos sino disgustados y preocupados con esta solución”, apostilló.

Manuel Parras continúo su intervención augurando que la “parálisis” en la investigación puede provocar una situación “insostenible”. Por ello, apuntó que los 1,5 millón de euros que llegarán este mes a la UJA se repartirá entre las personas contratadas con cargo a proyectos de investigación que no son propios, sino de otras administraciones como los gobiernos central y autonómico, pero que se desarrollan en la Universidad, y las becas Erasmus, para evitar en la medida de sus posibilidades, “que no se socave la movilidad internacional”.

“Fracaso colectivo”

El Rector de la UJA se mostró indignado por los recortes en Sanidad y en Educación, “porque eso no se puede hacer y son obviedades que no han calado en este país”. “Es lamentable cómo formamos talento y somos incapaces en este países de sentar la bases de ese talento, por lo que esto es un fracaso colectivo de España como país”. A su juicio, “estamos descapitalizando el país por la vía del talento, en beneficio de otros países que no han invertido en conocimiento, y que ahora están recogiendo, a través de la diáspora del conocimiento”.

Para Parras, la crisis económica ha dejado al descubierto que “nuestros gobernantes no están apostando por las universidades, eso lo tengo claro… solo hay que ver las cifras”. Pese a ello, se mostró pragmático, “ya que si no se está por la labor, vamos a ver qué podemos hacer con las mimbres que tenemos”.

Profesorado

Manuel Parras, que alabó el comportamiento de la comunidad universitaria ante esta situación de recortes y de ajustes económicos, hizo referencia a la política de personal de la Universidad de Jaén y, más concretamente, al personal docente e investigador. Aclaró que la política de personal de la UJA no ha cambiado con respecto al año anterior. “Lo que sí ha cambiado es la norma estatal y la dedicación del profesorado. El Ministerio ha aumentado la dedicación de unos y ha disminuido la de otros. Lo que sí ha ocurrido es que, en términos globales, ese cambio en el Ministerio ha aumentado la actividad docente y, como estamos transitando de los títulos antiguos a los nuevos, hemos perdido más de 1.000 créditos y tenemos que prescindir de profesores asociados”.

Por último, descartó que en el seno de la Universidad se convoquen movilizaciones, aunque mostró “respeto” a quienes denuncian los recortes del Gobierno central y del autonómico. “Estamos en una postura institucional, trasladando la necesidad de más apoyo a las universidades y la Sanidad”. Mientras, sigue la mirada puesta en los Presupuesto Generales del Estado y en el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).