UNIVERSIDAD DE ALICANTE

I Congreso nacional “El Paisatge dels Riuraus: Arquitectura, Herencia i Reptes” del 26 al 28 de octubre

Mañana, a las 16.30 horas, , directora del Secretariado de Sedes de la Universidad de Alicante, inaugura el I Congreso nacional “El Paisatge dels Riuraus: Arquitectura, Herencia i Reptes” que acoge la Sede de Benissa los días 26, 27 y 28 de octubre. También asistirán el diputado de Cultura y alcalde de Benissa, , y representantes del Comité organizador.

La temática de este encuentro se ha configurado en base a cuatro grandes ámbitos: etnográfico-histórico, arquitectura y paisaje rural, turístico y territorial, y educativo. El comité científico está conformado por profesores e investigadores de reconocido prestigio en cada uno de estos ámbitos de estudio. Así, se pretende recibir y divulgar aportaciones sobre varios aspectos relacionados con los riuraus y su entorno, cumpliendo el objetivo de contribuir a la concienciación respeto la importancia y la necesidad ineludible de conservar el patrimonio propio.

Este primer Congreso nacional “El Paisatge dels Riuraus: Arquitectura, Herencia i Reptes” nace tras una trayectoria de cuatro jornadas que se han ido realizando en torno este emblema arquitectónico, y gracias al esfuerzo de una serie de entidades que han colaborado y trabajado durante varios meses para alcanzar este objetivo, demostrando el interés académico e investigador de este tema. Se trata de la Universidad de Alicante, Institut d´Estudis Comarcals de la Marina Alta, Associació Riuraus Vius, Col·lectiu El Runar, Federació Escola Valenciana y Concejalía de Cultura de Benissa. Además, el Instituto de Cultura Juan Gil-Albert colaborará publicando las Actas del Congreso.

El objetivo es crear conciencia de la importancia de conservar este bien cultural y darle valor desde el punto de vista turístico, como escenario y como pieza de identidad propia. El riurau constituye un bien cultural y patrimonial de los valencianos en cuanto que es una construcción popular singular presente en diferentes comarcas valencianas, especialmente en La Marina Alta, donde constituye un símbolo identitario. Se trata de una construcción de indudable interés arquitectónico que aporta referencias sobre unos modos de vida, una economía, un pasado próximo y un paisaje. “Constituye, por lo tanto, un legado valioso a preservar. Hay que constatar que los bienes culturales son un elemento fundamental del tejido social de una comunidad y, como tales, son cohesionadores de un grupo humano”, señala Rosario Navalón, miembro del Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas de la UA.

Programa e información del congreso (PDF)