UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

Este trabajo se ha realizado en colaboración con científicos de los hospitales Puerta del Mar y Virgen del Rocío y se ha publicado en la Journal of Thrombosis and Haemostasis

Científicos del (CTS-554) de la Universidad de Cádiz y del Hospital Universitario Puerta del Mar, en colaboración con del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, han realizado un importante hallazgo relacionado con el control de la coagulación de la sangre.

Sus promotores han encontrado que uno de los factores de la sangre, concretamente el denominado Factor von Willebrand, es modulado (su proceso modificado) por compuestos de fosfato que se producen de manera natural en el organismo. La actividad del Factor von Willebrand se relaciona con la trombosis y con un gran número de patologías, por lo que este descubrimiento puede dar origen a novedosas terapias.

El profesor de la Universidad de Cádiz que dirige esta investigación, el doctor Félix Ruiz, sostiene que “inicialmente estudiamos a los pacientes con una anomalía en la coagulación muy común, llamada Enfermedad de von Willebrand (VWD), y, sorprendentemente, encontramos que tenían niveles menores de polímeros de fosfato en sus plaquetas”. El grupo CTS-554 lleva varios años estudiando estos polímeros (macromoléculas) de fosfato y su situación en pacientes les llevó a profundizar hasta describir los mecanismos moleculares de la interacción entre el polifosfato y el Factor von Willebrand. Estas moléculas gigantes de fosfato pueden desempeñar un nuevo papel en la hemostasia (conjunto de mecanismos aptos para detener los procesos hemorrágicos). Sus descubridores sugieren que este resultado puede ser efectivo en el tratamiento de algunos tipos de VWD.

En este interesante estudio han participado también las investigadoras Marcela Montilla y Laura Hernández, durante la realización de sus respectivas tesis doctorales, y el profesor titular Francisco García Cózar, todos ellos pertenecientes a la Universidad de Cádiz. Además, por parte del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla han colaborado los investigadores Isabel Álvarez Laderas y Javier Rodríguez Martorell.
Este descubrimiento se ha publicado recientemente en la revista Journal of Thrombosis and Haemostasis, que se encuentra entre las diez mejores especialistas internacionales en el campo de la hematología.

Para más información: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jth.12004/abstract