UNIVERSITAT DE VALENCIA

Un estudio realizado en la Universitat de València con la colaboración de la () y De Paul University de Chicago concluye que los lectores de Braille cometen menos errores en el orden de lectura de las letras en palabras, que aquellas personas sin alteraciones visuales. El trabajo se publicarà hoy martes en la .

En él han participado investigadores españoles y de Estados Unidos que han estudiado el comportamiento de personas ciegas que usan sus dedos para leer Braille. “Encontramos que, a diferencia de las personas con visión normal, con palabras escritas en tinta, los lectores de Braille casi nunca cometen errores del tipo privamera con primavera”, ha destacado , profesor de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Facultat de Psicologia y autor principal del estudio. Perea también es profesor de la ERI-Lectura en la Universitat de València.

Muchas personas con visión normal leen privamera como primavera sin darse cuenta de que la m y la v están en el lugar equivocado. Sin embargo, los lectores de Braille -que usan sus dedos para leer las palabras escritas- casi siempre se dan cuenta del error. En el caso de las personas ciegas lectoras de Braille, como prevalece la lectura letra a letra sobre la interpretación de las letras en su conjunto, este error prácticamente no ocurre.

La capacidad de las personas con visión normal para leer palabras a pesar de que algunas de las letras no estén en el orden correcto (por ejemplo, privamera), ha llevado a algunos investigadores a formular que hay un área de procesamiento abstracto en el cerebro que es responsable de la codificación del orden de las letras. No obstante, el equipo autor del estudio destaca: “hemos formulado que estos efectos ocurren a un nivel perceptivo: el sistema visual no puede capturar la posición exacta de los objetos (letras), de manera que hay cierto ruido perceptivo sobre la localización de las letras. Ello provoca que privamera pueda confundirse con primavera, o alienación con alineación”.

El trabajo publicado en la revista , ¿Por qué los ciegos pueden percibir errores tipográficos mejor que los lectores con visión normal?, sugiere: “los errores que se cometen al leer las palabras desordenadas se originan en las áreas del cerebro relacionadas con procesos visuales tempranos y no en un área de más alto nivel con representaciones abstractas”, ha manifestado Cristina García Chamorro, coautora y estudiante de postgrado en la Universitat de València.

“Esperamos que este artículo reavive el interés en el estudio de la lectura en Braille”, ha manifestado Pablo Gómez, coautor y profesor asociado en la DePaul University en Chicago. “Poco se sabe acerca de cómo se procesan las palabras escritas en Braille, aunque la alfabetización en Braille tiene un tremendo impacto sobre la calidad de vida de las personas con déficit visual”. Diversos estudios han encontrado que las personas ciegas que no leen Braille tienen menos logros académicos y tienen casi tres veces más probabilidades de no tener empleo que las que pueden leer Braille con fluidez.

“Dada la importancia de la lectura en Braille para los ciegos, esperamos que éste y nuevos estudios nos permitan entender mejor los procesos de lectura en Braille y así implementar mejores programas de alfabetización en Braille”, considera Miguel Martín Suesta, coautor y especialista en Accesibilidad y Tecnología en la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE).