UNIVERSIDAD DE LEÓN

La estudiante sufrió una parada cardiorespiratoria en el entrenamiento del pasado viernes y para reanimarla se empleó el desfibrilador del Pabellón Universitario.

Elena Rodríguez Marroyo, trabajadora del Servicio de Deportes de la Universidad de León, salvó la vida a una de las jugadoras del equipo universitario de Baloncesto Femenino, que sufrió una parada cardiorespiratoria durante el entrenamiento del pasado viernes en el Pabellón Deportivo ‘Hansi Rodríguez’.

Entorno a las 21,00 horas, cuando el equipo que entrena Juanjo Moro estaba finalizando el entrenamiento con una sesión de tiros libres, una de las jugadoras sufrió una parada cardiorespiratoria. “Se desplomó y una compañera vino a avisarme. Lo primero que hice fue llamar al 112 y a continuación acudí con el desfibrilador a la pista. Al llegar uno de los padres de las chicas intentaba reanimarla, pero al aplicar el desfribrilador, el test recomendaba una descarga, así lo hicimos y luego continuamos con la reanimación entre este padre y yo alternando las compresiones torácicas y el boca a boca; así, hasta tres veces en que ella comenzó despertar”. En ese momento, Elena colocó a la jugadora en posición lateral de seguridad y la tapó con una manta hasta que llegó la ambulancia que la trasladó al Hospital. “Cuando llegó el servicio de emergencias ella ya quería reincorporarse”.

Elena Rodríguez tiene 31 años, es licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de León y hasta hace tres años formaba parte del equipo universitario de Rugby Femenino. Desde que ingresó en la Universidad de León como personal de administración y servicios en el área de Deportes en el año 2008, Elena Rodríguez nunca había asistido a una emergencia similar; no obstante, se muestra satisfecha “de la rápida reacción de todos los que allí estábamos” y espera contactar pronto con la jugadora “pues se que continúa hospitalizada”.