UNIVERSITAT DE VALENCIA

Según las conclusiones de una tesis doctoral desarrollada bajo la dirección de la Facultat de Física de la Universitat de València en colaboración con

Las precipitaciones se concentrarán en menos días y aumentarán las rachas secas, lo que apunta a una mediterranización del clima vasco

Con el la lluvia extrema en el podría aumentar hasta un 40% durante el siglo presente y se concentrará en menos días lluviosos a lo largo del año. El verano será menos lluvioso y aumentará la duración de las rachas secas en otoño; datos que apuntan a una posible mediterranización del clima vasco. Estas son las principales conclusiones de la tesis doctoral del físico Robert Monjo, realizada bajo la dirección de la Facultat de Física de la Universitat de València en colaboración con AZTI-Tecnalia.

La intensidad de las precipitaciones podría aumentar hasta un 30% en el periodo 2001-2040 en áreas del oeste de Bizkaia, mientras que en el conjunto de Euskadi la lluvia extrema puede incrementarse un 40% entre los años 2041-2080, con respecto al nivel de precipitaciones de 1961-2000. A partir de la información recogida en 156 observatorios meteorológicos del País Vasco a lo largo de 40 años y el análisis de los modelos de cambio climático, el estudio indica que la lluvia se concentraría en menos días, en los que se intensificará la cantidad de agua caída. La intensificación de lluvia por día se interpreta, según el autor de la tesis, como “una consecuencia del proceso de mediterranización que podría experimentar el clima oceánico de la cornisa cantábrica”.

Los estudios de las precipitaciones en el País Vasco, como el realizado por Robert Monjo, resultan de gran trascendencia para la planificación del territorio y la definición de medidas de adaptación al cambio climático. La planificación territorial de las áreas urbanas costeras tiene un gran aliado en estos informes, que ayudan a anticipar la extensión de las áreas inundables y el grado de afección en zonas específicas del territorio. Estas investigaciones son igualmente de interés para anticipar situaciones de sequía y para minimizar los daños y pérdidas económicas ocasionados por las inundaciones por lluvias y el riesgo de combinarse con pleamares en el litoral.

La investigación ha permitido, además, profundizar en el conocimiento de los patrones temporales de la precipitación, a partir de una generalización de los métodos conocidos como ‘Distribución de Gumbel’ y ‘Distribución Log-logística’. El método de análisis temporal de Monjo obtuvo el Premio Estatal de Meteorología Eduard Fontserè 2009, por su aplicación a las lluvias extraordinarias del Sur de Valencia y Norte de Alicante.

La tesis doctoral, titulada ‘Nuevos modelos de probabilidad de la precipitación: aplicación a España y, en particular, al País Vasco’, dirigida por Vicente Caselles (Universitat de València) y Guillem Chust (AZTI-Tecnalia), ha sido financiado por el programa de subvenciones Etortek y el Departamento de Medio Ambiente y Planificación Territorial del Gobierno Vasco, dentro del proyecto K-Egotitzen ‘Cambio Climático: Impactos y Adaptación’.