UNIVERSIDAD DE ALICANTE

En la celebración de

Critica el “retroceso sin paliativos” de la provincia y pide la implicación de las instituciones y la inversión en Investigación y Educación para superar la crisis

“La universidades del sistema universitario público valenciano nunca gastamos lo que no teníamos y no consideramos razonable ni pagar excesos que no nos corresponden ni renunciar a lo que, siéndonos debido, redunda indudablemente en beneficio de todos”. Así de contundente ha cerrado el de la Universidad de Alicante, , el discurso de clausura de la ceremonia de Santo Tomás de Aquino, que ha tenido lugar esta mañana en el Paraninfo. En el acto se ha investido doctoras Honoris Causa a Afaf Ibrahim Meleis y a , a propuesta de la facultad de Ciencias de la Salud y se han entregado premios extraordinarios a 136 estudiantes con los mejores expedientes de grado y posgrado. Además, se han entregado dos accésits de los Premios Nacionales a la Excelencia en el Rendimiento Académico Universitario, correspondientes al curso académico 2009-10.

El rector ha criticado duramente “el retroceso sin paliativos” de la provincia de Alicante, con una renta per cápita “netamente inferior a la media de la Comunidad Valenciana y de España”, cuestiones por las que ha culpado a la “financiación insuficiente e injusta y al agotamiento del modelo productivo”. Según Palomar, las salidas a esta situación pasan “por la inversión en educación y en I+D y por la apuesta por la innovación, tecnológica, organizativa o social” -ha señalado- y ha pedido “la implicación de las instituciones y las empresas”. Consciente de que hay que “asumir la austeridad no como excepción, sino como pauta” y reconociendo que “hay que evitar lo accesorio” Manuel Palomar ha arremetido contra “el tipo de racionalidad que aprueba dos nuevas universidades privadas separadas por unos pocos kilómetros y a pocos más de las propias del sistema público que replican las mismas titulaciones que ya imparten las existentes”. En este sentido, ha reiterado la necesidad “de un estudio de viabilidad sobre el número de centros de educación superior que puede soportar el sistema universitario valenciano” y que se certifique que las nuevas universidades privadas “cumplan criterios de viabilidad económica, sin ayuda de los poderes públicos y los requerimientos docentes y de capacidad investigadora que se demanda a las universidades oficiales”. El rector ha criticado el patrocinio de las instituciones locales y ha rechazado que los estudiantes formados en ellas, tengan garantizadas prácticas en centros públicos.

Palomar ha insinuado que la “incapacidad de intervenir y corregir evidentes fallos de mercado” por parte de las administraciones públicas “que se atribuyen la capacidad de regular tantos aspectos esenciales de la vida”, podría interpretarse “que son instituciones al servicio de intereses especiales o de sí mismas o, peor aún, de nadie”, ha dicho.

Durante su intervención, ha recordado que 9 de cada 10 estudiantes universitarios españoles estudian en universidades públicas que realizan, además, el 99% de la investigación y ha vuelto a prevenir contra la creación de una burbuja educativa universitaria privada, que compromete la igualdad de oportunidades. No obstante, ha reiterado “una relación de mutua dependencia y confianza” con los poderes públicos a quienes ha agradecido “que mantengan el compromiso del pago de las mensualidades para no agravar los problemas de tesorería”. Aun así, no ha pasado por alto, la importancia de retomar las cuestiones relativas a la deuda histórica.

El solemne acto académico ha contado, entre otros representantes de la sociedad civil, militar y académica valenciana, con la presencia del director general de Universidad, Estudios Superiores y Ciencia, José Miguel Saval y del presidente del Consejo Social de la Universidad de Alicante, Francisco Gómez Andreu.

Afaf Meleis: “El desarrollo de la formación universitaria de la Enfermería ha permitido dar prioridad al paciente y a su salud”

“Acepto este galardón en honor de los 16´7 millones de enfermeros del mundo”, ha dicho la profesora Afaf Ibrahim Meleis durante su discurso de aceptación del Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Alicante, que ha tenido lugar esta mañana en el Paraninfo durante la celebración de la festividad de Santo Tomás de Aquino. Inmigrante de Egipto y ciudadana de los Estados Unidos, la Meleis es doctora en Psicología Médica y Social, miembro de la Academia Americana de Enfermería y del Ilustre Colegio de Enfermería del Reino Unido. La doctora, que ha reivindicado los estudios universitarios de Enfermería, ha reflexionado sobre la evolución de esta disciplina y el impacto que ha supuesto para las políticas y la calidad asistencial de los pacientes. Bajo la premisa de que “el nivel educativo marca la diferencia en la salud y la asistencia sanitaria de las personas”, la profesora ha asegurado que el desarrollo de la formación universitaria de la Enfermería tanto en los estudios de grado como de posgrado, “ha permitido desarrollar mejores políticas de asistencia sanitaria que dan prioridad al paciente y a su salud y a la calidad de la atención que reciben”.

El contacto de los pacientes con las familias, la eliminación de los sistemas de contención a los enfermos, los nuevos modelos de gestión del dolor y cuidados paliativos, la incorporación de nuevas estrategias de envejecimiento saludable o los programas de prevención para VIH o Sida son algunos de los avances en la calidad de políticas asistenciales que evidencian la importancia de los resultados de la investigación que se vienen realizando en el campo de la enfermería. “Nos enfrentamos a muchos desafíos mundiales nuevos que requerirán la colaboración entre las ciencias”, ha dicho.

En este sentido, Afaf Meleis ha analizado campos como el del envejecimiento, la urbanización y los cambios medioambientales en los que considera que “los enfermeros bien formados pueden trabajar como iguales”.

La profesora ha agradecido el galardón que según ella evidencia el compromiso de la Universidad de Alicante “con los conocimientos de la enfermería, su ciencia y sus teorías”, así como “el reconocimiento de que los enfermeros son interlocutores con la capacidad para enfrentarse a los urgentes problemas de las sociedades”.

Tal y como han glosado sus madrinas, las profesoras Ángela Sanjuán y Carmen de la Cuesta, la nueva es profesora de Enfermería y Sociología y decana de la Escuela de Enfermería Margaret Bond Simon, además de directora del Centro Colaborador para el Liderazgo en Enfermería y Obstetricia de la OMS. Entre otros reconocimientos recibió el Premio Presidencial Honorífico a la Excelencia y las Contribuciones Internacionales en Enfermería de Egipto y el Doctorado Honoris Causa en Medicina de la Universidad de Linköping, en Suecia.

Consuelo López: “La acción alimentaria está condicionada por el medio y, la mayoría de las veces, sin reflexión”

La nutricionista y experta en alimentación, Consuelo López Nomdedeu ha asegurado que “se necesita un nuevo enfoque de la problemática nutricional tan ligada a los estilos de vida”. La profesora, investida doctora Honoris Causa por la Universidad de Alicante a propuesta de la facultad de Ciencias de la Salud, ha analizado cómo afectan los nuevos estilos a la alimentación. “se ha pasado de una economía de autoconsumo a una econocm ía de mercado, de la estacionalidad, a disponer de toda clase de alimentos en cualquier época del año”, ha explicado, concluyendo que en la actualidad, “la acción alimentaria está condicionada por el medio y la mayoría de las veces, sin reflexión”.

Como ha recordado su madrina, la profesora María Eugenia Galiana, Consuelo López Nomdedeu es profesora emérita de Educación para la Salud de la Escuela Nacional de Sanidad (Instituto de Salud Carlos III), fue miembro del staff directivo, en la puesta en marcha y coordinación del Programa de Educación en Alimentación y Nutrición auspiciado por UNICEF/FAO/OMS. Ha participado en numerosos estudios sobre los hábitos alimenticios en España y su evolución y participó en las primeras encuestas realizadas en el territorio nacional a partir de las cuales se introdujeron importantes programas de formación y concienciación en salud alimenticia.

Durante su discurso de aceptación del doctorado, la profesora López ha asegurado que sus recuerdos de infancia y adolescencia están ligados a acontecimientos gastronómicos familiares”, de los que ha conservado “olores, sabores, y formas de hacer”. Según la nueva doctora Honoris Causa, “comer bien no es sólo cuestión de dinero, es la necesidad hecha sabiduría”, algo que para ella es una de las razones para “aprender a valorar el acervo gastronómico que constituye un patrimonio cultural alimentario que no debería desestimarse”.