Descripción de la titulación

El grado en Conservación y Restauración del Cultural tiene como objetivo general la capacitación del conservador-restaurador, para realizar el cometido fundamental relacionado con la preservación y transmisión del patrimonio cultural a futuras generaciones, que asegura su uso actual y respeta su significado y espiritual. Por tanto, para garantizar estos cometidos y su efectiva transmisión a generaciones futuras con intervenciones de calidad, la profesión de Conservación y Restauración debe ser regulada y reconocida.

Salidas profesionales

El ámbito de trabajo profesional del Conservador-Restaurador del Patrimonio Cultural es:

– Conservador-Restaurador en Instituciones públicas responsables de la conservación del Patrimonio Cultural (museos, archivos, bibliotecas).

– Conservador-Restaurador en Instituciones privadas con competencias o responsabilidades en la Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural (fundaciones, centros culturales).

– Profesional contratado o empresario en empresas de conservación y restauración (galerías de , anticuarios, empresas de seguros, casas de subastas, ferias de arte).

– Docente en enseñanza secundaria, y formación profesional, continuada y de postgrado.

– Profesional de información, documentación y divulgación en museos, editoriales, gabinetes de comunicación, empresas, fundaciones científicas, prensa o televisión en el ámbito de la conservación y restauración del Patrimonio.

– Docente e Investigador en cualquier ámbito relacionado con el patrimonio cultural, tanto nacional como internacional a través de instituciones docentes o de investigación. También es competencia del conservador-restaurador:

– Desarrollar los programas y los estudios de conservación-restauración.

– Aportar consejos y asistencia técnica para la conservación-restauración de los bienes culturales.

– Asesorar en diseño y montaje de exposiciones, transporte de obras, planes de prevención ante desastres.

– Proporcionar los registros técnicos sobre los bienes culturales, excluyendo expresamente toda apreciación sobre su valor mercantil.

– Elaborar y redactar informes técnicos de conservación y restauración.

– Gestionar el patrimonio con la participación en museos, archivos, bibliotecas, fundaciones u otras instituciones públicas o privadas.

– Dirigir y participar en investigaciones relativas a la conservación-restauración en cualquier ámbito, tanto nacional como internacional, a través de instituciones docentes o de investigación.

– Contribuir a los programas de educación y enseñanza.

– Difundir informaciones relacionadas con los exámenes, los tratamientos y las investiga-
ciones.

– Promover un mejor conocimiento de la conservación-restauración.