UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO

Invirtiendo la entrada y la salida del nuevo parking y desviando el recorrido de algunos autobuses, se ha logrado agilizar la fluidez de los coches en un 25%

El Vicerrectorado del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU ha modificado el sentido de los accesos al parking principal del campus de Leioa con el objeto de paliar las retenciones que se producen a primera hora de la mañana en el acceso principal de la Universidad. Este cambio ha sido realizado a partir de las recomendaciones que plantea Ion Mitxelena, estudiante recién graduado en Física por la Facultad de Ciencia y Tecnología, en su que lleva por título “Simulación del tráfico de entrada al campus de Leioa-Erandio: análisis y solución de los atascos” y que ha sido dirigido por el profesor Iñigo Etxebarria.

El trabajo propone tres alternativas para solucionar los problemas de tráfico del campus de Leioa. La opción elegida, “la más barata y eficiente” según Mitxelena, consiste en invertir las puertas de entrada y de salida del parking, convirtiendo la entrada del aparcamiento en salida y viceversa. Según el autor, “con estos cambios la fila de los coches que van al aparcamiento y la de los que no van se vuelven independientes y no coinciden en ningún tramo. Simplemente invirtiendo la entrada y la salida del parking, el flujo de coches del campus mejora en un 25%”.

A finales del pasado mes de noviembre, el Vicerrectorado del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU realizó una prueba piloto para comprobar la eficacia de la alternativa elegida. Y tras comprobar los resultados, ha decidido implantar los cambios definitivamente.

Tres alternativas

Además de la elegida, el Trabajo Fin de Grado de Mitxelena plantea otras dos alternativas. Una de ellas consiste en no realizar ninguna modificación y mantenerlo todo tal y como estaba anteriormente, “lo cual, obviamente, no cumple con las necesidades del campus”, según el trabajo. Y la tercera alternativa y “la más costosa económicamente”, además de invertir la entrada y la salida del aparcamiento, plantea habilitar un tramo de carretera como acceso exclusivo al parking, por lo que los vehículos que van a estacionar allí y los que van a otros puntos del campus no coincidirían en ningún tramo.

Ion Mitxelena emplea en su trabajo los modelos físicos CA-184 y DFI-TCA, basados en la programación “Cellular Automata”, debido a su capacidad de analizar la interrelación del tiempo y del espacio. En los cálculos tiene en cuenta diversas variables, como la cantidad de coches y la de autobuses que acceden a la Universidad en diferentes franjas horarias del día, la presencia de un paso de cebra situado a unos diez metros de uno de los accesos al edificio o la existencia en los diferentes tramos implicados de uno o dos carriles para la circulación de los vehículos.

14 coches y un autobús por minuto

Según los datos recogidos, el campus de Leioa recibe diariamente a cerca de 14.000 personas y, en cuanto al tráfico, la franja horaria más problemática es la que comprende entre las 8:10 a las 9:50 horas, con un promedio de 14 coches y un autobús por minuto que acceden al campus por su entrada principal. De todos esos vehículos, uno de cada tres coches se dirige al nuevo parking, y “teniendo en cuenta que todos ellos reducen considerablemente su velocidad para poder realizar la maniobra, es obvio que la presencia del aparcamiento situado junto a la entrada principal influye de forma negativa en la fluidez del tráfico”, concluye el trabajo de Ion Mitxelena.

Sin embargo, el Trabajo Fin de Grado apunta también que los autobuses influyen significativamente en el tráfico rodado. En este sentido, como “solución definitiva”, además de los cambios en los accesos del parking, Mitxelena propone desacoplar totalmente la trayectoria de los autobuses y la de los coches, desviando a los autobuses por la circunvalación recién inaugurada para que accedan al campus por la entrada situada frente a la Escuela de Magisterio. Esta propuesta, no obstante, ha sido implantada parcialmente, ya que los autobuses que paran habitualmente en la parada ubicada junto a los aularios seguirán entrando por el acceso principal.

Según ha señalado Carmelo Garitaonandia, vicerrector del Campus de Bizkaia de la UPV/EHU, “me ha alegrado aplicar, para la mejora de la fluidez del tráfico y del acceso al campus de Leioa, un trabajo de fin de grado lo que demuestra la capacidad de innovar de nuestros estudiantes. Y además a coste cero, que en tiempos de crisis, se agradece doblemente”.